Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Menores objetos de mercado

Al no ver la televisión, salvo los días de vacaciones, me ha llamado poderosamente la atención la cantidad de programas que hay en casi todas las cadenas, públicas y privadas, en los que los menores son los protagonistas y, más aún, cuando no son programas infantiles emitidos en horas de adultos.

En uno aparecen menores de no más de seis años que hablan como papagayos, cantan letras de adultos y bailan y visten como auténticos mayores, siendo desde su inocencia dirigidos en el guión en temas de adultos, diálogo que el presentador sonsaca con no cierto morbo... En otro salen menores con toda clase de bichos raros. En los más atrevidos, como Tele 5, junto a anuncios de solidaridad con la infancia, salen menores como el niño gordito de 13 años de Aquí no hay quien viva que contesta al presentador que le interroga con alevosía y sarcasmo a la una de la madrugada: "¿Has hecho alguna película?". "Sí, he hecho una secuencia de Torrente 2 y consistía en que me llevan a un puticlub y me dicen los protagonistas adultos que me haga una pa.., y luego hablé con unas pu.., bebí alcohol que me ofrecieron y, por ello, salgo muy rojo en las escenas de la película".

En otro hay una niña con colas que apadrina a una mayor que canta..., y así una larga lista de niños que son llevados por sus padres a una televisión que se enriquece a costa de su inocencia. Y yo me pregunto, ¿será que ya la sociedad pasa de tanto sexo gratis y no gratis, y la tele necesita a los menores para aumentar la audiencia y levantar el morbo...? ¿Quién protege a estos menores?

Esto es progreso, libertad y arte, dirán los progres y los directivos y presentadores millonarios de las televisiones públicas y privadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 2005