Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Makukula, baja para toda la campaña, sigue su pesadilla

El delantero del Sevilla, Ariza Makukula (República Democrática del Congo; 1981), anunció ayer que se operará de nuevo la rodilla derecha el próximo lunes en Bélgica y que tardará entre siete y nueve meses en recuperárse. Makukula se lesionó en enero de 2004, durante un Málaga-Valladolid, su equipo de entonces. El ariete se perdió el resto de la temporada, pero el Sevilla le contrató aunque no se había recuperado del todo. Pero en septiembre de 2005, Makukula se lastimó en la misma rodilla durante un amistoso ante el Bolton. Sufría un "pinchazo" en el menisco, según el club. En 24 horas, el delantero era operado de una fractura en el menisco. Tras otro largo periodo de rehabilitación, Makukula jugó algunos partidos de Liga y UEFA, pero su falta de forma era evidente. El club decidió enviarle a Bélgica para iniciar un periodo de rehabilitación con el doctor Martins. El lunes, Makukula aterrizó en Sevilla para reunirse con los médicos del club, que anunciaron ayer que los avances conseguidos en el fortalecimiento de la rodilla habían sido notables, pero no suficientes, por lo que se le someterá a una nueva intervención.

Makukula es un africano de segunda generación. Su padre fichó por un equipo portugués y se trasladó al país con toda su familia. Makukula, que llegó a jugar en la categoría inferiores de la selección portuguesa, fichó en 2000 por el Salamanca, donde marcó 20 goles en su segundo curso. Después le fichó el Nantes francés, que lo cedió al Valladolid, en donde marcó 8 goles en 18 partidos y llamó la atención por su poderío en el juego aéreo. El congoleño tiene contrato con el Sevilla hasta 2008, aunque desde el club se le ha ofrecido la renovación, según aseguró el director deportivo sevillista, Ramón Rodríguez Monchi.

"Estoy un poquito triste, pero espero que mi caso sea como el de Ronaldo, que estuvo un par de años recuperándose, pero que consiguió recuperar su mejor nivel", dijo ayer Makukula.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de septiembre de 2005