Cumpleaños de tenis

Al presidente de la Real Federación Española de Tenis, Pedro Muñoz, le parece que fue ayer cuando creó el torneo de tenis Villa de El Espinar, en Segovia, que alcanza su vigésima edición, a partir del próximo fin de semana, convertido en el mejor "challenger del mundo" por la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP). Para celebrar la efemérides, una publicación recuerda algunos aspectos humanos de la historia de este evento deportivo que se inició sin apenas instalaciones en una urbanización del barrio de La Estación, donde el entonces número uno, Emilio Sánchez Vicario, se veía obligado a cambiarse de ropa entre dos coches, o cuando Maruja Fernández, madre del actual director del "abierto", Javier Martínez, lavaba en su casa la ropa de los deportistas, mientras que algunos vecinos albergaban a los tenistas en sus chalés. La afición a las cartas del paraguayo Víctor Pecci; el empeño de Henri Lèconte por encontrar un sitio en donde guardar los caballos de su entonces compañera, la rejoneadora Marie Serra, o los strip-tease de Emilio Álvarez en las fiestas de jugadores, son algunas de las anécdotas que rodean a este encuentro cuyo responsable de comunicación, Jesús Martínez, transmitió por radio, por primera vez, pinchando el teléfono de un domicilio particular y asistido desde la pista por un radio-transmisor. El suizo Roger Federer cumplió 18 años en tierras segovianas ganando el encuentro de dobles con el holandés Sander Groen, y un jovencísimo Rafael Nadal, vencedor hace dos años, se preguntó por qué tenía que aprender inglés para participar en el circuito profesional, cuando lo más lógico era que los demás hablaran español, a su juicio. Junto a los hermanos Sánchez Vicario, también han pasado tenistas como Sergio Casal, Sergi Bruguera, Alberto Berasátegui, Francisco Clavet o el ruso Yevgueni Kafelnikov, entre otros internacionales.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de julio de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50