Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedrosa y Lorenzo se baten en un mano a mano precioso

El comportamiento de los pilotos en la pista es el reflejo de su carácter fuera de ella. Ayer, tras la segunda sesión de entrenamientos de 250cc, Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo lo certificaron. Tras el vistoso espectáculo que ofrecieron en Mugello, la carrera del cuarto de litro en el Gran Premio de Cataluña se avecina de nuevo trepidante. El líder del campeonato y campeón, Pedrosa, corre en casa, a escasos kilómetros de su pueblo natal, y firmó la pole position después de pulverizar el récord del francés Randy de Puniet y de superar el registro obtenido por Giorgio Lorenzo.

Hoy, en Montmeló, Pedrosa tendrá a su lado a Lorenzo, un prodigio de valentía y desparpajo como demostró la semana pasada en Italia. Lorenzo, además, también corre en casa. La osadía que evidencia el mallorquín cada vez que se sube a la moto es la misma que demuestra cuando se expresa. La misma que, cuando las cosas no van como espera, le hace reaccionar de forma poco diplomática con sus mecánicos, a quienes, según él, les debe unos cuantos podios. "Sienta mal perder el primer puesto en la última vuelta, no estoy contento, pero Dani se lo ha merecido" declaró Lorenzo. "De los cuatro entrenamientos del fin de semana, en tres he estado en la pole, y eso está muy bien. Pero en el último no tuve confianza, y sin ella es muy difícil estar delante. Ha hecho un poco de viento y mucho calor, y yo con el aire no me llevo bien. Mañana [por hoy] saldré con ganas de hacer disfrutar a la gente". Pedrosa está en la otra punta: su conducción es precisa, sin brusquedades, suave, y sus palabras, muy medidas. "Hemos vuelto a perder un poco el tiempo en el box", explicó. "Probamos unas cosas, más tarde las hemos vuelto a cambiar y para tanto trajín se precisaba tiempo. Hemos perdido cinco minutos. Aunque, al final, mejoramos bastante, sobre todo mi sensación encima de la moto".

El duelo Pedrosa-Lorenzo y la pugna Gibernau-Rossi se vieron alterados por el accidente que sufrió Andrea Dovizioso en la curva Campsa. El italiano, duda para hoy, salió despedido, impactó contra las protecciones, sufrió diversas contusiones en la rodilla y el hombro izquierdo, y no pudo participar en la sesión de clasificación de la tarde. La comisión de pilotos pidió que hoy se extremen las medidas de seguridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de junio de 2005