Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El musical de Nacho Cano fue suspendido tras saltar la alarma contraincendios

El musical Hoy no me puedo levantar, basado en canciones de Mecano, tuvo que ser suspendido en la noche del jueves en plena función debido a que saltaron las alarmas y sistemas contraincendios y el escenario quedó completamente encharcado. La obra, estrenada el pasado 7 de abril, se representa en el renovado cine Rialto, que ahora se llama Teatro Movistar.

Alrededor de un millar de personas abarrotaban el teatro para presenciar un espectáculo que evoca el Madrid de los ochenta. En la segunda parte del espectáculo comenzó a caer agua sobre el escenario, mientras los actores interpretaban el tema Laika, dedicado a la perra soviética enviada al espacio, y que cuenta con unos efectos especiales de humo. En un primer momento, los espectadores pensaron que la "lluvia" formaba parte de la obra, pero el telón se bajó repentinamente y se dieron cuenta de que el agua que caía sin parar no era parte de la obra. Minutos después salió al escenario el músico y director de la obra, Nacho Cano, quien expresó su sorpresa por lo ocurrido. "Han sido unos efectos especiales magníficos e irrepetibles", bromeó. Explicó que habían saltado las alarmas contraincendios y que, como todos los instrumentos y equipos electrónicos se encontraban afectados, la función quedaba suspendida.

"El musical sigue sus representaciones con toda normalidad y a los espectadores se les sellaron las entradas para que vuelvan el día que quieran", explicó ayer Cano. "Fue un problema sin importancia. Los sistemas de seguridad funcionaron muy bien y, al detectar el humo, se pusieron en marcha las cortinas de agua anti-incendios", dijo a propósito de lo sucedido el jueves.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de abril de 2005