Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania crea un órgano regulador para asegurar la competencia en el sector de la energía

El Parlamento alemán aprobó ayer el sometimiento del mercado de la energía a un consejo regulador. El nuevo órgano controlará los precios de interconexión de los antiguos monopolios y se espera que consiga así aumentar la competencia y reducir la factura de la luz y el gas. Alemania es el único país de la Unión Europea queno tiene un regulador de la energía. El control lo realizará el actual consejo regulador de las telecomunicaciones, que ampliará sus funciones y pasará a llamarse Agencia Federal de Redes.

El mercado alemán de la energía se liberalizó en 1998 y un centenar de nuevos proveedores entraron a competir con los viejos monopolios regionales. Sin embargo, las elevadas tarifas que pagan los nuevos competidores al monopolio por utilizar su red han provocado que sólo hayan quedado seis.

La factura de la luz ha subido desde 1998 un 9,17% para un consumo medio correspondiente a un hogar con tres personas, según un cálculo de la Asociación del Mercado de la Electricidad.

Al ser la red eléctrica un monopolio natural, los antiguos monopolistas se vieron con la liberalización obligados a permitir a los nuevos competidores el uso de sus redes. Pero la ausencia de un regulador permitía que los monopolistas determinaran los precios.

Ahora, cada aumento de esta tarifa tendrá que autorizarlo la nueva Agencia Federal de Redes con efecto retroactivo desde el pasado agosto. Así, no podrán "subir rápido los precios antes de que entre en vigor la ley", según dijo ayer el ministro de Medio Ambiente, Jürgen Trittin. El Consejo Regulador de Telecomunicaciones y Correos considera que existe un considerable margen para bajar precios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de abril de 2005