Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Romero dice que la creación de una gestora en el PA de Huelva atenta contra los militantes

Antonio Moreno, ex alcalde de San Fernando, pide respeto para el grupo parlamentario

El PA de Huelva está dispuesto a plantar batalla a la dirección nacional. El secretario provincial onubense, Miguel Romero, dijo ayer que "la creación de una gestora para regir los destinos del partido en Huelva es un atentado contra los militantes". Miguel Romero lanzó una pregunta dirigida a Julián Álvarez, secretario nacional: "¿A quién pretenden poner aquí al frente del partido, a unos señores a los que no ha votado nadie?". Y una advertencia: "No van a encontrar gente para formar esa gestora en Huelva, porque los militantes del PA son personas de principios".

Miguel Romero contó ayer con el respaldo de Antonio Moreno, ex alcalde de San Fernando (Cádiz) y parlamentario andaluz, como él. Romero emplazó a Julián Álvarez a que abandone la mentalidad precongresual: "Ya no estamos ante el congreso nacional, que se celebró en diciembre y él ganó. Ahora, el partido nos necesita a todos, a todos, a todos", repitió por tres veces, en un tono que osciló entre la amenaza y la ironía.

Y todavía con mayor fuerza reivindicó que la dirección nacional pida limpieza de cara al exterior (en referencia, sin citarlo, a la polémica de las facturas falsas en el Ayuntamiento de Sevilla, que gobierna el PSOE, en el que el grupo municipal andalucista se ha puesto a la cabeza para reclamar responsabilidades políticas a los socialistas), pero también hacia el interior: "La creación de la gestora en Huelva es una huida hacia adelante, porque hay un auto de una juez, que a quien castiga es a la dirección nacional y da la razón a la ejecutiva provincial", dijo.

Una juez ordenó la pasada semana la suspensión cautelar del congreso provincial del PA de Huelva, que se iba a celebrar el sábado en Moguer, después de que Miguel Romero y otros dos militantes interpusieran una demanda contra la dirección nacional, por presuntas irregularidades en la elaboración del censo de militantes.

Antonio Moreno justificó el recurso del PA de Huelva a los tribunales. "Miguel Romero no necesita que yo venga a apoyar a nadie. Miguel se lo ha trabajado y ahí están los buenos resultados electorales en esta provincia. Los compañeros de Huelva no tuvieron más remedio que recurrir a la Justicia", afirmó.

Pero Antonio Moreno enfocó sus críticas al deficiente trato que el grupo parlamentario andalucista recibe por parte de Julián Álvarez. "No nos han consultado nada y nosotros no hemos abierto la boca. Pedimos respeto. Esto no consiste en poner ahora a una mujer por un hombre como portavoz. Yo defiendo los talantes democráticos. Que no nos pisen el callo. Hemos perdido un congreso, pero que sean respetuosos con nosotros. Las cosas hay que consultarlas ", indicó. Antonio Moreno considera que Julián Álvarez está actuando a espaldas del grupo parlamentario cuando busca el relevo de José Calvo como portavoz en la Cámara por Pilar González, la parlamentaria que a finales de marzo sustituyó en el escaño a Antonio Ortega.

Preguntado por los periodistas, Antonio Moreno descartó que pase algún día al Grupo Mixto, debido a la crisis interna que vive el PA. "Yo acabaré mi vida política como andalucista", afirmó. Miguel Romero insistió en sus 29 años como militante del partido, pero dejó en el aire un aviso para navegantes: "Yo me defenderé allí donde esté".

Los andalucistas de Huelva aguardan con ansiedad la sentencia de la juez. Están convencidos de que las irregularidades que la dirección nacional consintió en el censo de militantes son irrefutables. "En localidades como Lepe y Moguer introdujeron exactamente el número de militantes que necesitaban para ganar el congreso provincial. Igual hicieron en otros cuatro pueblos", indicó ayer una fuente del PA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de abril de 2005