Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CICLISMO | Nueva victoria del corredor cántabro

Media docena de Freire

El campeón del mundo gana la clásica belga Flecha Brabançona, su sexta victoria del año

Óscar Freire (Rabobank) volvió a su racha triunfal tras no poder ganar la pasada Milán-San Remo. Ayer llegó a la media docena de triunfos en lo que va de año al imponerse en la clásica belga Flecha Brabançona, disputada sobre 198 kilómetros entre Zaventem y Beersel. El campeón del mundo, primer español que vence en esta prueba, mostró así nuevamente sus poderes en vísperas de las carreras de un día más importantes que empezarán el domingo próximo con el Tour de Flandes. No estaban sus principales enemigos en las llegadas, pero no desaprovechó la ocasión. Este triunfo se une a las dos etapas ganadas en la Vuelta a Mallorca, y otras dos, más la general, en la Tirreno-Adriático.

Freire fue el gran animador de la prueba de ayer y acabó a lo grande, imponiéndose en el sprint final al holandés Marc Lotz (Quick Step) y al hijo de Eddy Merckx, el belga Axel (Davitamon). Un grupo de 15 hombres saltó a 45 kilómetros del final. Además de ellos, especialmente el belga Nick Nuyens, el estadounidense George Hincapie y el holandés Karsten Kroon, que se mostró muy combativo. Freire, tras varios ataques más en los últimos kilómetros, fue el que lanzó el decisivo, a 20 kilómetros de la llegada, y llegó a tener 13 segundos de ventaja a falta de 16, hasta que fue cazado por Lotz y Merckx. Pero el español, tras ahorrar ya energías y controlar a sus rivales, se mostró intratable en el sprint. El belga Van Huffel encabezó el pelotón algo más medio minuto despuués.

Lance Armstrong (Discovery Channel), que volvía después de su abandono en la París-Niza, no pudo seguirles. Tras haberse colocado en cabeza del pelotón durante algunos momentos al comienzo de la carrera, el séxtuple vencedor del Tour desapareció en el más total anonimato. "No era muy realista pensar que iba a obtener un buen resultado porque no había corrido desde la París-Niza y eso obviamente no era bueno", dijo.

Freire confirmó así su recuperación de los problemas físicos de los últimos días que le habían llevado a no correr el sábado el Grand Prix de l'E3, en Harelbeke, también en Bélgica. Y se tomó una pequeña revancha de su decepción en San Remo cuando no pudo disputar en condiciones el sprint ganado imperialmente por Alessandro Petacchi.

"Espero estar en tan buena condición la próxima semana para la Vuelta a Flandes", comentó el corredor cántabro tras su nueva victoria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de marzo de 2005