FÚTBOL | La crisis española en la Liga de Campeones

La UEFA abre una investigación de los incidentes tras el Chelsea-Barça

Agencias
Nyón / Londres - 10 mar 2005 - 23:00 UTC

La UEFA anunció ayer la apertura de una investigación sobre los incidentes acaecidos en el estadio Stamford Bridge de Londres al finalizar el partido Chelsea-Barcelona, el pasado miércoles. La UEFA ha informado de que ha tomado esta decisión después de recibir el informe del delegado oficial en el encuentro que significó la eliminación del equipo azulgrana en la Liga de Campeones.

Los incidentes se desencadenaron cuando los jugadores del Barcelona se retiraban a los vestuarios. Algunos futbolistas, técnicos y guardias de seguridad del Chelsea participaron en un tumulto en el que se dieron empellones y cruzaron amenazas. Eto'o aseguró a los periodistas que uno de los miembros de las fuerzas de seguridad le había llamado "mono", extremo que fue negado el jueves por el Chelsea en un comunicado oficial.

Más información

La UEFA ya había abierto otra investigación tras el partido de ida, en el que José Mourinho se negó a acudir a la conferencia de prensa posterior al quejarse de que miembros del cuerpo técnico barcelonista habían hablado en el descanso con el colegiado sueco Anders Frisk. El Comité de Control y Disciplina de la UEFA se reunirá el próximo 24 de marzo para abordar estos casos, entre otros.

Multa a Mourinho

Precisamente ayer, Mourinho fue sancionado con una multa de 5.000 libras (unos 7.200 euros) por la Comisión de Disciplina de la Federación Inglesa (FA). La causa de la multa son las manifestaciones que efectuó a la conclusión del partido de la Copa de la Liga en las que acusó al entrenador del Manchester United, Alex Ferguson, de haber tratado de influenciar al árbitro de la contienda. La FA considera a Mourinho culpable de "conducta impropia por los comentarios hechos en una entrevista tras el partido del pasado 12 de enero" en la que mostraba su disconformidad por la conversación mantenida entre Ferguson y el árbitro Neale Barry de camino a los vestuarios tras el descanso del encuentro.

"El árbitro controló el partido en la primera parte, pero en la segunda les concedió docenas del faltas. Fue falta tras falta, engaño tras engaño. Sé que el árbitro no se fue solo a los vestuarios, iba alguien más con él", había asegurado el técnico a Chelsea TV. Además de la multa, la Federación Inglesa también ha advertido a Mourinho respecto a su conducta en el futuro.

Junto a la decisión sobre Mourinho, la federación inglesa acordó igualmente multar al Chelsea y al Blackburn Rovers por la tangana que se formó entre los jugadores de ambos equipos durante el partido disputado en Ewood Park el pasado 2 de febrero. El Chelsea fue multado con 15.000 libras (21.600 euros) y el Blackburn con 10.000 (unos 14.4000) por no poder evitar que sus jugadores se comportaran de forma correcta e igualmente fueron advertidos de cara a sus actuaciones futuras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de marzo de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50