Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:CARMEN MACHI | Protagonista de 'Aída', en Tele 5

"Cada vez las cuarentonas tenemos más oportunidades"

Desde algún rincón de un teatro, por cuestiones de cobertura móvil, la actriz Carmen Machi (Madrid, 1963) responde a esta entrevista. Sus palabras y sus risas llegan con eco, como les llega a los telespectadores el eco de la serie 7 vidas cuando ven los domingos por la noche Aída (Tele 5). De la una nació la otra, un spin off, que dicen los anglosajones, una estela para no perder de vista al personaje con más gancho, Aída.

Pregunta. El primer spin off de una serie española. Estará contenta.

Respuesta. Es vertiginoso y emocionante, pero hay que tener los pies en la tierra. A veces no reconozco al personaje, no había estado nunca en situaciones tan límite, con la familia, el trabajo... En otros spin off no se tenían tantos datos de antemano sobre el personaje, y sé que a veces puedo decepcionar.

P. La nueva serie parece hecha aposta para que los telespectadores se den cuenta de que hay otras realidades, gente que no llega a fin de mes...

R. Creo que hay una clara intencionalidad. Se presenta una realidad muy dura filtrada por la comedia. Está el enfoque de las drogas, la prostitución, el caciquismo, y no es nada esperpéntico como se está llevando. Se hace de una forma sana y con mucho cariño.

P. ¿Le eran conocidos estos entornos, estos barrios urbanos desfavorecidos?

R. No, mi familia y mi entorno no tiene nada que ver con esto, pero sí he tenido contacto con gente así y creo que [el guión] se queda corto.

P. Los actores de televisión viven momentos felices, saltan al cine, cuando antes parecía que era la hermana menor...

R. Muchos actores de 7 vidas han triunfado luego en el cine. Esto es muy nuevo. Antes, los actores de teatro no podíamos hacer televisión porque hablábamos muy alto; si estabas en la tele no te cogían en el cine porque ya te conocían mucho y te identificaban. Lo que está pasando es cojonudo. Los actores tenemos que adaptarnos a todos los medios.

P. Con un personaje como el de Aída ¿no corre el riesgo de encasillarse en ese papel?

R. A veces es un lastre, la verdad. Hay quien me dice "¿piensas jubilarte con ese papel?" ¡Quita, por Dios! Yo hago otras cosas que nada tienen que ver con eso. Para el gran público probablemente seré Aída, pero para mí, que es lo que cuenta, no. Dentro de poco tendré diez años con este personaje, y puede que sea una cruz, pero también me ha dado mucho. Me ofrecen papeles con este perfil y digo que no. Hay que saber decir no.

P. Dice que está haciendo otras cosas...

R. Sí, teatro, una obra que se estrenará en marzo, y cine, con Santiago Tabernero, que también saldrá en unos meses. Hay alguna otra cosilla pero hay que firmar antes...

P. Algunas colegas suyas se quejan de que, llegados una edad y un físico, se acaban los papeles.

R. Pues yo, para animar a todas, voy a decir lo contrario. Cuando he aumentado de peso y han pasado los años, me ha venido el éxito. Creo que cada vez las cuarentonas tenemos más oportunidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de febrero de 2005