Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Tom Wesselmann, pintor pop

El pintor estadounidense Tom Wesselmann, famoso por sus grandes desnudos femeninos y uno de los maestros del arte pop junto a Andy Warhol y Roy Lich-tenstein, murió el 22 de diciembre en Nueva York a los 73 años. Wesselmann falleció después de una operación cardiaca en el hospital de la Universidad de Nueva York.

El pintor formó junto a Warhol y Lichtenstein un trío emblemático, del cual era el último que aún vivía. En los años sesenta el grupo buscó ser una alternativa al expresionismo abstracto y el minimalismo estadounidense.

Wesselmann nació el 23 de febrero de 1931 en Cincinnati (Ohio, EEUU) y estudió en el Hiram College desde 1949. En 1951 se matriculó en la Universidad de Cincinnati.

No se le conocía inclinación alguna hacia el arte hasta que, en 1952, fue llamado a filas con motivo de la guerra de Corea. Destinado finalmente a Fort Riley (Kansas) -donde estudió interpretación de fotografía aérea- y no a Corea, sus tiras cómicas, que al principio eran una sátira de la vida militar, empezaron a incluir temas más variados y característicos del género.

Tras abandonar el Ejército en 1954, Wesselmann reanudó sus estudios en la universidad y se licenció en Psicología en 1956, pero, decidido a dedicarse al cómic, se fue a Nueva York y amplió sus estudios artísticos en la Cooper Union School of Art and Architecture.

En sus inicios, su mayor influencia provenía del expresionista abstracto Willem de Kooning, aunque pronto se distanció y se acercó más a Matisse, Van Gogh y Modigliani. Empezó a realizar collages, recuperó la pintura figurativa e incluyó elementos de la publicidad y del cómic a sus obras. En 1961 celebró en Nueva York su primera exposición individual. Wesselmann pintó sobre todo grandes desnudos femeninos y naturalezas muertas con objetos de uso cotidiano.

El erotismo está muy presente en su obra, sobre todo en los Great American Nudes -quizá su trabajo más conocido-, enormes cuadros, cada vez más grandes, de mujeres desnudas y en su mayoría, rostros sin rasgos a excepción de la boca. Wesselmann explicaba que había "renunciado desde un principio a ponerle cara" a las mujeres de sus desnudos. "Quería que hubiera una especie de movimiento que fluyera a lo largo del cuadro, y algunas cosas, por ejemplo demasiados detalles, habrían podido frenar ese movimiento", decía.

Mientras, en su serie de naturalezas muertas -Still life-, recreaba los productos sacados de la vida cotidiana que caracterizaron al arte pop, a los que presentaba como símbolos de la sociedad del consumo: frigoríficos, radios, cajetillas de tabaco, latas de cerveza, periódicos, helados, botellas.

A principios de la década de los sesenta empezó a incorporar objetos tridimensionales a los collages en obras como el Gran desnudo americano n° 48 o la serie de 'Collages' de la bañera, al tiempo que sus desnudos, al hacerse más realistas, adquirían una mayor carga erótica. En los últimos años trabajó sobre todo el metal recortado e incorporó el ordenador como herramienta.

En 1980 escribió bajo el seudónimo Slim Stealingworth una monografía sobre su obra.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2005