Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La socialista Pilar Sánchez será alcaldesa de Jerez desde el día 14 tras pactar con Pacheco

PSOE y PSA presentan una moción de censura contra la popular García Pelayo

PSOE y PSA presentaron minutos antes de las nueve de la mañana del pasado 31 de diciembre la moción de censura que obliga a María José García Pelayo (PP) a abandonar la alcaldía de Jerez el próximo 14 de enero para cedérsela a la socialista Pilar Sánchez. Mientras ambas formaciones se felicitaban por la firma de un pacto que llamaron de "responsabilidad política e institucional", el PP acusaba al PSOE de aliarse "con el diablo", en referencia a Pedro Pacheco. El nacionalista será primer teniente de alcalde y asumirá el área de Política Territorial, que sustituye a la de Urbanismo.

La socialista Pilar Sánchez será nombrada alcaldesa de Jerez en un pleno extraordinario fijado para el próximo 14 de enero y en el que se hará valer el pacto de gobernabilidad que, después de tres semanas de intensas negociaciones, rubricaron el último día del año PSOE y PSA, cada uno de ellos con nueve concejales, frente a los ocho del PP y uno de IU. La actual regidora, la popular María José García Pelayo, será desbancada del poder municipal tras gobernar más de un mes en minoría una vez que quedó roto el acuerdo que firmó a principios de la legislatura con el PSA de Pacheco.

Las cúpulas socialista y andalucista comparecieron el pasado viernes ante los medios de comunicación para dar a conocer el acuerdo alcanzado y criticar con dureza la negativa de García Pelayo a dimitir como alcaldesa, pese al "golpe de mano" que, según afirmaron, dio el PP en el Consistorio jerezano durante el mes de diciembre. El pacto entre PSOE y PSA se basa, principalmente, en un programa de gobierno que presenta como objetivos destacados la transparencia y la austeridad, y que organiza el municipio en seis grandes áreas de gestión: Política Territorial, Economía y Hacienda, Ciudad Sostenible y Cultura, Desarrollo Económico y Promoción de la Ciudad, Desarrollo Ciudadano y Servicios a la Ciudadanía.

El texto establece, además, cuatro tenencias de alcaldía de las que la primera y la tercera serán para el PSA, y la segunda y la cuarta quedarán bajo responsabilidad del PSOE. El líder de los andalucistas y ex alcalde de Jerez, Pedro Pacheco, será primer teniente de alcalde y se hará cargo del área de Política Territorial, que incluye las delegaciones de Planeamiento y Suelo, y Viviendas e Infraestructuras. Este área sustituye a la delegación de Urbanismo. No obstante, ninguno de los dos partidos gestionará en solitario sus respectivas áreas que, al dividirse en varias delegaciones, permitirán la convivencia de delegados del PSOE y el PSA en los mismos campos de acción. Los nuevos socios se comprometen, por otro lado, a impulsar los grandes proyectos pendientes en Jerez como la Ciudad del Flamenco, el Palacio de Congresos o el Centro Agroalimentario Integrado.

La secretaria general del PSOE de Jerez y futura alcaldesa, Pilar Sánchez, se mostró "tremendamente ilusionada" tras la firma del pacto con el PSA, e insistió en que el buen clima alcanzado en las negociaciones entre ambas formaciones políticas debe perdurar los dos años y medio que restan de legislatura. Sánchez tildó de "gran fracaso" la gestión del PP al frente del Ayuntamiento, y recalcó que García Pelayo "ha desperdiciado" 18 meses de gobierno municipal. "Con este acuerdo garantizamos un gobierno unido, coordinado y cohesionado, con una alcaldía y 17 delegados", dijo Sánchez.

El secretario general del PSA, Pedro Pacheco, dijo estar "satisfecho" de participar de la nueva etapa que, a su juicio, se abre para la ciudad de Jerez, y aseguró que el pacto con el PSOE sirve para reforzar el modelo de ciudad que persigue su partido. Pacheco se felicitó por el rumbo que tomará ahora el municipio e hizo autocrítica al lamentar el periodo de gobierno conjunto con el PP: "Me siento plenamente satisfecho de participar en esta etapa, y siento haber propiciado involuntariamente que en el pasado gente tan indigna como la del PP haya llegado al gobierno de esta ciudad". El ex alcalde fue especialmente duro con García Pelayo y los populares, a los que pronosticó que "nunca más" volverán a alcanzar el poder en el Ayuntamiento jerezano. "Lo único que no se perdona en política es la mentira, y el PP es el partido de la mentira y la bronca", aseveró.

El secretario provincial del PSOE, Francisco González Cabaña, agregó que el buen entendimiento alcanzado en Jerez con el PSA se trasladará a otros ayuntamientos y gobiernos de la provincia, como el de la Diputación.

Pelayo y las hemerotecas

La todavía alcaldesa de Jerez, María José García Pelayo, compareció minutos después de hacerse público el pacto entre el PSA y el PSOE y la moción de censura presentada contra su persona. La regidora cargó las tintas, especialmente, contra el PSOE, y recurrió a la hemeroteca para recordar declaraciones de dirigentes socialistas en las que condenaban con toda suerte de adjetivos el pacto firmado por el PP y el PSA en junio de 2003. "Decían que pactar con Pacheco era pactar con el diablo, y eso es lo que están haciendo ellos ahora", señaló. A su juicio, el acuerdo alcanzado por socialistas y andalucistas, lejos de ser una sociedad "de futuro e ilusión", es un pacto "del pasado", ya que recupera para la política local la figura del líder del PSA. "Pacheco ya no era nada y el PSOE lo ha resucitado", dijo.

García Pelayo se comprometió a no poner obstáculos a las gestiones necesarias para la celebración el próximo 14 de enero del pleno en el que se debatirá la moción de censura y se nombrará alcaldesa a Pilar Sánchez. A modo de balance, dijo sentirse orgullosa de su entrega a los jerezanos y de haber destituido como delegado de Urbanismo a Pacheco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de enero de 2005

Más información