Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Remontar y ganar así sólo lo hace un equipo con casta"

"El Real Madrid tiene que hacer maravillas para que digan que ha jugado bien", observó García Remón, con ese toque de amargura que no le abandona en las últimas jornadas y con la victoria en el bolsillo. Pero el regusto del triunfo logrado en el último suspiro fue balsámico para el técnico asturiano: "Remontar en dos ocasiones y ganar sólo lo hace un equipo con casta", dijo, insistiendo en que las "ganas de victoria" fueron las autoras del milagro.

Eso y el olfato que muestra después de un inicio de temporada apático, Michael Owen, un jugador de gol por partido desde que llegara a España procedente del Liverpool. En su sexto partido como titular en la Liga, el punta inglés marcó su sexto gol, el primero de cabeza. Y eso que le anularon otro por una mano. Owen volvió a aprovechar la ocasión que le brindó la ausencia de Ronaldo, baja por una contractura.

También fue el día de Javi García, que después de disputar minutos sueltos en la goleada sobre el Levante (5-0) y en Villarreal (0-0), partía como titular por primera vez en las filas madridistas. No le fue mal en su estreno: fue decisivo en el gol de Owen, al que cedió de cabeza un balón a la salida de un córner. Así, a balón parado, llegaron luego los goles de los Raúl y Zidane para desesperacíon de sus rivales.

"Entre los fallos nuestros y la fatalidad se nos ha ido el partido", se lamentó un Lucas Alcaraz cariacontecido. "Ha resultado muy ingrato perder de esta manera, porque el Racing ha sido muy superior en el juego". "Nosotros hemos jugado al fútbol, hemos triangulando... y ellos han hecho sus goles siempre en medio de barullos". Dentro del sentimiento de desánimo que le abatía, el tyécnico racinguista emuló el optimismo filosófico de su homólogo del Real Madrid: "El camino que hemos elegido nos dará la permanencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de diciembre de 2004