Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villalonga desvela que Zaplana había asumido la unidad de la lengua antes del pacto con Pujol

El ex consejero de Cultura y Educación Fernando Villalonga ha asegurado que el ex presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, "ya había asumido la unidad de la lengua" antes de producirse en Reus (Tarragona) en 1996 la reunión en la que, según Jordi Pujol, ambos acordaron trabajar por la unidad del catalán y el valenciano a cambio de que Convergència i Unió diera su apoyo al PP en un pacto de legislatura en 1996 que le permitió gobernar con mayoría simple.

En una entrevista publicada ayer por Las Provincias, Villalonga, que ha anunciado su decisión de dejar en breve la dirección de la Fundación Telefónica, explicaba la existencia de un documento redactado por él que sirvió para una reunión entre ambos presidentes en Reus en 1996: "Era una declaración de la posición del Gobierno valenciano respecto a la política lingüística. Y dejaba claro que la denominación del valenciano es valenciano. Pero también que la literatura se enseña como una unidad, que incluyera la Renaixença valenciana y también la catalana. Y que se mantendría el estándar lingüístico del Boletín Oficial de la Generalitat [Diari Oficial de la Generalitat Valenciana]".

Zaplana y los hechos

Asimismo, Villalonga enmienda la plana al ex presidente de la Generalitat valenciana, quien declaró en respuesta al pacto destapado por Pujol el pasado 9 de noviembre que "nunca" pudo negociar "lo que no se puede negociar". El ex consejero de Cultura afirma en ese sentido que el discurso del ex presidente valenciano "iría por otro lado, pero los hechos son muy diferentes". Según él, lo que se pretendía era mantener el estándar lingüístico desde la autonomía, defender el valenciano normalizado y también la Acadèmia Valenciana de la Llengua. "Lo que no puede ser", lamenta, "es que por cuatro votos algunos sectores se carguen un elemento tan importante de nuestras señas de identidad".

El director de la Fundación Telefónica también se declara partidario de la doble denominación catalán/valenciano: "Aquí no caben dudas: el valenciano es el nombre que los valencianos le damos al catalán cuando estamos en casa". Para él fue un "fallo" durante la elaboración del Estatuto de Autonomía "no reconocer también que el nombre de nuestra lengua fuera de nuestras fronteras no era valenciano", como hicieron en Baleares. "Fuera de nuestras fronteras se llama catalán, así que la doble denominación me parece correcta", asevera. Desde su punto de vista, no haría falta cambiar ahora el Estatuto, aunque sí "mantener actitudes abiertas, y saber de qué hablamos y de qué tradición venimos". Así, Villalonga defiende que mantener la unidad cultural de la Comunidad Valenciana con Cataluña "no tiene nada que ver con la unidad política". Y pone el ejemplo de los mexicanos, que "hablan castellano y no son españoles".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de diciembre de 2004