Un muerto y un desaparecido en el naufragio de una planeadora en la costa gallega

Los servicios marítimos de rescate rastrearon ayer sin éxito una amplia zona entre Punta Candieira (Cedeira, A Coruña) y Cabo Ortegal, a unas doce millas mar adentro, tras ser localizada semihundida una embarcación, una planeadora de 15 metros. El cuerpo de uno de los dos tripulantes, José Carlos Domínguez Castro, de 33 años, vecino de Cambados (Pontevedra), fue rescatado el lunes por la noche, pero su compañero seguía desaparecido.

En la búsqueda participaron lanchas de Salvamento Marítimo, de la Guardia Civil y de la Armada, el remolcador Ibaizábal I y el helicóptero Pesca II de la Xunta de Galicia. La presencia del Ibaizábal I obedece al intento de reflotar la embarcación, para comprobar si transportaba mercancía.

La causa del hundimiento es lo único claro por el momento. El sábado, alguien que dijo ser amigo de los tripulantes llamó al Centro de Control de Tráfico Marítimo de Fisterra para alertar de que la embarcación estaba sin máquina, a la deriva, a 15 millas de la isla de Sálvora, frente a la ría de Arousa. El comunicante afirmó que los tripulantes venían en ruta desde el puerto inglés de Southampton y que le habían avisado por teléfono móvil, pero no dio más detalles ni proporcionó las coordenadas de dónde se encontraban. La lancha fue localizada 48 horas después frente a Cabo Ortegal.

Las embarcaciones del tipo de la accidentada, planeadoras o lanzaderas, son muy ligeras y están dotadas con motores de gran potencia. Suelen utilizarse para transportar a tierra cargamentos ilegales que traen desde puertos suramericanos barcos nodriza. Familiares del fallecido niegan que éste sea uno de esos casos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de octubre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50