Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un confidente denuncia presiones de un comisario y del fiscal de Cádiz

Un testigo y confidente de la policía ha presentado una denuncia en la que acusa al fiscal de Cádiz, Isidoro Hidalgo, y al comisario de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), Clemente Patón, de actuar de manera "coordinada" para presionarle con la intención, según su versión, de que retire las acusaciones en las que implicaba a funcionarios del Cuerpo Superior de Policía de Sanlúcar en casos de narcotráfico.

La denuncia del confidente fue entregada en el cuartel de la Guardia Civil de El Puerto de Santa María (Cádiz) el pasado mes de septiembre y, en la actualidad, está siendo atendida por una juez de apoyo del número tres de El Puerto de Santa María, unidad que dirige el magistrado Miguel Ángel López Marchena, quien en los últimos meses ha mantenido un enfrentamiento abierto con el fiscal jefe de Cádiz.

Según adelantó ayer Diario de Cádiz, en su escrito, el denunciante asegura que el fiscal y el comisario "pretenden que se vuelva atrás en lo que relató hace meses, cuando dijo que varios policías de Sanlúcar le pagaban con droga sus servicios como confidente". Esta declaración permitió abrir un procedimiento en el juzgado en el que ha sido llamado a declarar el confidente.

Ahora, en su imputación, asegura que el comisario y el fiscal han solicitado la retirada de su condición de testigo protegido. La fiscalía justificó la petición en su apreciación de que no ha aportado ninguna información por la que merezca ser amparado.

Para que prospere el procedimiento penal contra el fiscal, la ley exige que el denunciante formalice una querella ante Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de octubre de 2004