OPINIÓN DEL LECTOR
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Botellón

Desde la sensación de sentirme sólo útil para votar, nace la presente. Soy una ciudadana de Córdoba que vivo en la calle Alcalde Velasco Navarro; pero ¡a sus espaldas!, zona terriza y peatonal, donde están ubicados tres bares, y adonde, asimismo, se instala lo que se ha venido en llamar "El Botellón". Los establecimientos cierran cuando les parece ("el Botellón" cuando le da la gana); en ésta calle se vende "hachís" y "cocaína" y se ingieren bebidas alcohólicas por menores de edad. Siendo "peatonal", aparcan motos; y desde las 21.00 horas hasta las 4.00 horas aproximadamente (de lunes a lunes), no se puede, en mi vivienda, ni hablar, ni leer, ni escuchar música, ni ver la televisión, y, lo que es más importante: ¡ni tan siquiera dormir! He de utilizar tapones en los oídos. Mis relaciones personales se deterioran. Me han prescrito fármacos para dormir. He intentado recabar el auxilio municipal y me encuentro, con declaraciones efectuadas en medios locales, con que "no es competencia suya". Salvo, por lo que respecta, al parecer, a la zona del antiguo viaducto (Vial Norte-Nobel), curiosamente donde las viviendas alcanzan los 80 millones de las antiguas pesetas y adonde viven algunos concejales, y/o familiares suyos. Me atrevo a dar una solución: ¿Por qué la señora alcaldesa y toda su Corporación Municipal en Pleno -desde la tolerancia- no se atreven a publicar su domicilio, y desde él (balcón/ventana), no convencen "al personal" al objeto de que -en la vía pública- dejen de dar gritos, orinar y defecar en la calle, ingerir alcohol, romper botellas, consumir drogas hasta altas horas de la madrugada; ya que a las 7.00 horas suena el despertador y otro ciudadano tiene que acudir a su trabajo en las mejores condiciones; a lo que también tiene derecho?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS