El festival teatral Boulevard of Broken Dreams se hará en las fuentes de Montjuïc

Los incrédulos recibirán una palmadita de Dios, los que quieran quedar inmortalizados al óleo podrán posar alegremente y los reacios al ruido tendrán la posibilidad de desmadrarse en una discoteca silenciosa. Éstas son sólo algunas de las sorprendentes propuestas del Boulevard of Broken Dreams, un festival internacional de teatro en forma de calle itinerante que se asentará en las fuentes de Montjuïc, en Barcelona, entre el 29 de septiembre y el 10 de octubre. El programa incluye danza, teatro y música, piezas curiosas y atracciones clásicas, como las sillas voladoras. "El festival nació en Holanda hace 20 años. Barcelona es una ciudad ideal para esta iniciativa. Como los artistas actúan en carpas, necesitamos establecernos en países soleados, donde la lluvia no destroce los decorados, muchos de ellos centenarios", explica la portavoz del festival, Marije Jansen.

Su variadísima oferta está llena de envites originales y preciosistas. Melodías de compositores medievales, como Guillaume de Machaut, y las primeras grabaciones de tangos de Carlos Gardel serán interpretadas por los bailarines de la compañía holandesa de danza Conny Janssen Danst en la coreografía Álbum familiar, que lleva al escenario las historias personales de tres mujeres y cuatro hombres ante una galería de retratos. El cartel teatral de este bulevar ambulante apuesta por el desenfado y el gamberrismo escénico, tendencia en la que reina el veterano payaso estadounidense Jango Edwards.

Igual de provocador es el montaje de Eric Koller, Ocupado, una bufonada sin palabras que describe gestualmente los amoríos entre un sujeto pegado por necesidad a un lavabo y una joven que está al otro lado de la puerta del servicio. Las acrobacias de Kris Niklison, las escenas de humor negro del Loco Brusca y la escenificación, a cargo de Frank van Eck, de la rutina diaria de una mosca son otras propuestas destacadas.

Los artistas catalanes invitados actuarán en el Café Yo, una acogedora caseta de madera con aires cabareteros. Por allí pasarán, entre otros, Arnau Vilardebò, Fidel, Pereiro y la compañía Miranda La Teatre. También el apartado musical del encuentro rehuye la ortodoxia, con el cantante Berry Visser y la pareja de intérpretes Yvonne y Helen.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS