Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arenas reitera su apoyo a Amat y aboga por dialogar "hasta la extenuación"

El presidente del PP de Andalucía, Javier Arenas, apostó ayer por el diálogo, "hasta la extenuación si es necesario", para dar solución a la crisis de la formación en Almería, tras la petición de suspensión del diputado provincial Angel Díaz por el Comité de Derechos y Garantías.

Arenas, quien visitó Vélez-Málaga, aseguró que, tras las elecciones europeas, mantuvo conversaciones con más de una veintena de dirigentes del partido en Almería, y añadió que entre ellos se encontraban el alcalde de El Ejido, Juan Enciso, y el presidente de la Diputación, José Añez. Así, insistió en que la crisis popular en esta provincia "pasa por el diálogo, para intentar por todos los medios que el partido resuelva los problemas que tiene en este momento. Nadie sobra en el PP de Almería".

Arenas mostró su apoyo al presidente provincial, Gabriel Amat, "que es quien resolverá todas las cuestiones", según apuntó. "Lo mejor es que el partido dedique el 90% de su tiempo a resolver problemas de los ciudadanos y el 10% restante a las cuestiones internas".

Preguntado por las diferencias entre la dirección del PP de Málaga y el equipo de gobierno del Ayuntamiento de la capital Arenas negó la mayor: "No hay ningún problema, tenemos una gran dirección provincial y le expreso todo mi respaldo a ella y su presidente; tenemos un gran alcalde de la ciudad y en política todos los días hay cositas, pero en Málaga no tenemos ningún problema".

También se refirió al conflicto interno del PP en Jaén que calificó como "un pequeño problema, pero no creo que tenga una dimensión comparable en absoluto a Almería".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de septiembre de 2004