Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UEx analiza junto a otras instituciones el papel empresarial del emprendedor

Extremadura

Inaugurado en Yuste el segundo Curso Internacional de Verano

Según el catedrático de la UEx, Ricardo Hernández Mogollón, la posibilidad de que un joven se convierta en empresario, como una salida laboral más, está calando en los diferentes ámbitos educativos de la Comunidad Autónoma.

En su opinión, "todos tenemos que cambiar" cara a incrementar la coordinación y planificación a largo plazo en el proceso de creación de empresas. Para el profesor de la UEx, la carencia de este tejido industrial dentro de la región debe ser contrarrestada desde los potenciales "yacimientos" de empresarios, bien sean familiares y pequeñas o medianas empresas, jóvenes formados; o directivos que todavía no cuentan con su propia firma. A juicio del experto, en un plazo de cinco o seis años, Extremadura habrá mejorado ostensiblemente tanto su infraestructura empresarial como el capital humano que la sustente.

Hernández Mogollón valoró positivamente la iniciativa de poner en marcha desde el seno universitario, la denominada Fundación UEx-Sociedad, orientada a conectar estos dos ámbitos. Las dos claves que condicionarán su éxito, según explicó, pasan por la elección acertada de quiénes formen el patronato que sustente la Fundación y la elección también de un adecuado director gerente, puesto que es importante que este responsable "tenga claro la estrategia, misión y gestión diaria" que tenga que llevar a cabo.

Hernández Mogollón hizo estas declaraciones durante la inauguración del curso de verano: La figura de los emprendedores en la sociedad del conocimiento. Nuevas herramientas directivas para la gestión, ayer, en el Monasterio de Yuste. El acto estuvo presidido por el vicerrector de Estudiantes, Antonio Franco, junto al director de la Fundación Academia Europea de Yuste, Antonio Ventura, y el director del Secretariado de Orientación Laboral de la UEx, Carlos Ongallo, que además dirige el curso.

Así, el Vicerrector señaló que la orientación del curso coincide con la de diversas estrategias regionales que pretenden fomentar la figura del emprendedor. En concreto enumeró el destacado papel que en este sentido están desempeñando la Consejería de Educación, la Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología (Fundecyt), Vivernet, o la propia Universidad. De hecho, desde hace 10 años los alumnos de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y de Estudios Empresariales y Turismo, reciben formación teórica y práctica sobre creación de empresas y gestión del conocimiento.

Raúl de Tena, Director del Área de Gestión del Conocimiento Fundecyt dice que "la inversión tecnológica será una de las claves del éxito de las empresas". La jornada de ayer contó con la intervención de este representante de Fundecyt, que disertó sobre herramientas de gestión del conocimiento para el emprendedor. Su discurso hizo hincapié en los cambios que ha supuesto la sociedad del conocimiento, en la que priman "los valores intangibles y las nuevas tecnologías". De Tena definió la figura del emprendedor como una persona que aborda proyectos "arduos y complicados, y con capacidad para materializar lo que se propone". El experto adelantó varios requisitos que asegurarán el éxito de las organizaciones del futuro: "saldrán adelante las empresas que no estén cerradas en sí mismas y que trabajen en colaboración con otras de su ámbito y con sus propios competidores. También deberán contemplar una constante inversión tecnológica".

Juan Antonio Escarabajal Sánchez, Universidad Pontificia Comillas de Madrid, opina que ser emprendedor "puede estar presente en todas las personas, ya que depende del espíritu con el que cada uno afronte la vida". Sin embargo, para salir adelante como emprendedor empresarial hay que valorar y entender la importancia del conocimiento, ya que los negocios ya no se basan en producir exclusivamente y sí en la información que manejen los miembros de la organización. Escarabajal destacó que los mejores proyectos empresariales, esbozados por los alumnos de su universidad, son los que evidencian un mayor dominio de las habilidades de gestión del conocimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de junio de 2004