Reportaje:

15 casas rurales imprescindibles

Precios de 'bed and breakfast' con una atención exquisita

Cómo es una buena casa rural? Mientras en el mundo anglosajón un bed and breakfast es un bed and breakfast y nadie espera encontrar otra cosa que una casa en la que aún viven sus propietarios, los cuales alquilan habitaciones con derecho a desayuno, en España la cosa no es tan sencilla. En poco más de 10 años se ha pasado de no saber lo que era un alojamiento rural a tener unos 7.000 establecimientos oficiales (y muchos ilegales). En esa década se han llegado a desarrollar 17 legislaciones diferentes, varios programas Leader y un auge espectacular del turismo de interior. Ha surgido así un maremágnum de casas, apartamentos, posadas, centros de agroturismo, masías, pazos y casonas, alojamientos dispares a veces en no muy buenas condiciones que pueden despistar al cliente.

Proponemos diez excelentes casas de alquiler compartido, cuyos dueños viven en ellas y atienden personalmente a sus huéspedes, donde conocer en primera fila la vida en el campo. Y a continuación, cinco casas con un concepto completamente distinto, donde la naturaleza envuelve un alojamiento rural que apuesta por el diseño.

1 Casa Urruska

(ELIZONDO, NAVARRA)

No es fácil acertar en la diana del verdadero espíritu del turismo rural, pero Josepi Miura parece haberlo conseguido en este viejo caserío familiar, perdido en lo alto de las montañas del Baztán, cerca de la muga con Francia y a 10 kilómetros del pueblo más cercano por un estrecho y hermoso camino. Entre estas piedras de solera, cuidadas y regentadas por la misma familia desde hace cientos de años sin que se haya perdido un ápice de autenticidad ni las nuevas tecnologías hayan deformado un ángulo del paisaje, Josepi y su marido acogen a los visitantes con la misma confianza que si fueran invitados: desayunan y cenan con ellos, charlan al calor de la chimenea y les permiten apreciar en primera fila la verdadera vida rural de la Navarra más profunda en una hacienda en plena explotación de ganado donde huele a campo y a cuadras, y donde nada es de cartón piedra ni de diseño neorrural. Vida campestre en su estado más puro.

- Habitaciones: cinco, todas con baño. Con suelos de madera. Sin lujos, pero llenas de calor. - Comida: desayunos y cenas se comparten con la familia en el salón-comedor, cerca de la chimenea. Verduras y hortalizas de su propia huerta; carnes de cordero, vaca y pollo criados en la casa; huevos y leche de la granja. A destacar, los flanes y las cuajadas, y en el desayuno, los bizcochos, mermeladas caseras y queso fresco de la casa. - Entorno: prados verdes y bosques de robles. - Visitas: Señorío de Bertiz y a las cuevas de Urdax y Zugarramurdi; senderismo por el valle del Baztán. Conocer la granja y su funcionamiento. - Puntuación: 9,5/10. - Dirección: Beartzun-Elizondo (Navarra). - Teléfono 948 45 21 06. - Precios: doble, 41 euros. Desayuno, 3,75; comida, 14; cena, 12.

2 Cerromolino

(CALZADA

DE CALATRAVA, CIUDAD REAL)

Un camino sinuoso lleva hasta esta antigua hacienda de pastores trashumantes, solitaria en medio de la llanura cerealista manchega, que la familia Barato mantiene en producción ganadera y agrícola. Para ellos, el turismo rural fue el complemento ideal a las faenas del campo, y para sus huéspedes, un balcón excepcional a un estilo de vida. Mercedes Barato destila entusiasmo con los clientes, ya sea explicándoles el origen de los muchos muebles o dándoles a probar alguna de sus recetas caseras. Su hija, también Mercedes, ha incorporado al negocio familiar una gestión moderna y dinámica para hacer de graneros y antiguas salas de ordeño una casa confortable a las exigencias de hoy sin perder autenticidad.

- Habitaciones: seis dobles, dos con posible cama supletoria. Todas con baño y decoradas en estilo manchego, con cabezales de forja, jarras de cobre, candiles, armarios roperos y muebles recuperados. - Comida: madre e hija son reputadas cocineras; regentan un restaurante en La Alameda. Especialidad: cabrito, criado en su granja. Migas, embutidos manchegos, quesos, carnes de caza y postres de origen moruno. - Entorno: campiña manchega. - Visitas: castillo de Calatrava y Almagro. - Puntuación: 9/10. - Dirección: carretera Calzada-Puertollano, km 14,5. Calzada de Calatrava. - Teléfonos 926 69 30 87 y 926 87 91 69. - Precios: la doble, de 45 a 55 euros. Desayuno, 4; comidas y cenas, desde 12.

3 Posada Magoría

(ANSÓ, HUESCA)

Después de regentar durante casi 20 años la primera casa rural vegetariana de España y de bregarse en todo tipo de luchas solidarias, Enrique Ipas adquirió una vieja vivienda de indianos en Ansó, pueblo del que procede su familia, para abrir una excelente posada de la vida sana y alternativa. La decoración busca los guiños afrancesados y decimonónicos para crear un ambiente sosegado, de vieja casa señorial. Es un santuario de la existencia natural: cocina vegetariana, huerta biológica, yoga, cursos de medicina alternativa, masajes relajantes... La vivienda, construida por una familia noble que hizo fortuna en Argentina, está situada a la vera de la iglesia, orientada al sur y protegida de los fríos por un roquedo natural. A destacar, el ambiente familiar y el hechizante cenador de cristal y madera donde entregarse a la lectura o a la contemplación del jardín.

- Habitaciones: siete dobles, todas con baño. - Comida: cocina ovolácteo-vegetariana, productos de cultivo biológico y pan integral casero. Se desayuna con fruta, muesli casero, crema de sésamo, leche de vaca del pueblo, pan integral y café de malta. Cenas, por ejemplo: crema de verduras, hamburguesas de avena, pastel de verduras. Se come en una mesa común para todos los clientes; tertulia asegurada. - Entorno: casa de pueblo en uno de los núcleos urbanos más representativos del Pirineo occidental aragonés. - Visitas: selva de Oza, valle de Echo, valle de Roncal, valle de Ordesa, Museo Etnográfico de Ansó. - Puntuación: 8,7/10. - Dirección: Milagro, 32. Ansó. - Teléfono 974 37 00 49. - Precios: la doble, de 45 a 50. Desayuno, 6; cenas, 12.

4 Txopebenta

(GAUTEGIZ-ARTEAGA, VIZCAYA)

El crujir del suelo de madera y el olor a curado de las grandes vigas que soportan este genuino caserío vasco de mitad del siglo XIX dan fe de la legitimidad de esta casa, que con 16 años de funcionamiento fue pionera del alojamiento rural en Euskadi. Su artífice es Txope, Juan Ángel Bizkarra para los registros oficiales, un entusiasta de la arquitectura popular de Euskadi que, tras tres años de esfuerzos, logró reconvertir un destartalado caserío en esta joya del alojamiento campestre. El cuidado de los detalles, el respeto a la arquitectura popular y la agradable decoración de la planta baja, a base de elementos reciclados en torno a una gran chimenea, contribuyen a crear un ambiente sosegado.

- Habitaciones: cinco dobles y una triple. - Comida: sólo desayuno, pero bueno y abundante: pinchos de queso fundido al horno, cruasán, bizcochos, pastas de mantequilla o un hojaldre relleno de membrillo, mermeladas y yogur. Todo de elaboración casera. - Entorno: paisaje suave de caseríos, prados y pequeños bosques. Lástima que la carretera pase demasiado cerca. -

Visitas: cuevas de Santimamiñe, bosque pintado de Oma, ría de Urdaibai, playas de Laga y Laida, y los cascos urbanos de Elantxobe, Lekeitio y Gernika. - Puntuación: 8,7/10. - Dirección: barrio Basetxetas, Gautegiz-Arteaga (Vizcaya). - Teléfonos 946 25 49 23 y 629 45 50 79. - Precios: la doble, de 40 a 47 euros. Desayunos, 5,35 euros.

5 Casa Maribel

(APRIKANO, ÁLAVA)

En esta vivienda rural, una casa de postas del siglo XV que siempre ha pertenecido a la misma familia, la energía vital la aporta la propietaria, Maribel Sáenz, que vive por y para sus huéspedes. Ella misma les prepara desde mermeladas caseras hasta autoguías para visitar todo lo visitable en 50 kilómetros a la redonda; edita un boletín sólo con buenas noticias, o les anima la estancia con ideas originales, como la de celebrar una vez al mes un fin de semana sin electricidad, alumbrando los espacios comunes con velas. La casa rezuma historia entre sus espacios irregulares, y cuando llega el buen tiempo la tertulia se traslada al jardín.

- Habitaciones: cinco (de diverso tamaño), todas con baño. Sin lujos, pero acogedoras. - Comida: Maribel suele hacer de todo para sus clientes, desde esencias naturales hasta licores de ortigas, tomillo, café o canela. En los desayunos, torrijas, bizcochos y mermeladas caseras. En el almuerzo, huevos caseros y el chorizo de la casa. Para la cena, pimientos rellenos de bonito con salsa de ortigas o pencas rellenas. - Entorno: el valle de Kuartango y muy cerca de los puertos de Orduña y Altube, en un paisaje de bosques de caducifolias y suaves colinas. Aunque una cercana línea de tren afea el paisaje. Jardín de 2.000 metros cuadrados. - Visitas: parque natural de Valderejo, nacimiento del Nervión, parque natural del Gorbea, la Rioja alavesa y Vitoria. - Puntuación: 8,5/10. - Dirección: Aprikano (Álava). - Teléfonos 945 36 28 18 y 629 41 22 77. - Precios: la doble, 55. Desayunos, 5; cenas, 22,47.

6 La Vieja Chimenea

(HERREROS, SORIA)

En esta vieja casa familiar de la sierra soriana, con más de 200 años de antigüedad, hay muchas cosas a destacar, como la estancia en ella de los hermanos Baroja en un viaje de 1901. Pero tanto sus propietarios como los huéspedes coinciden en destacar otra: la fantástica cocina pinariega, que se conserva intacta; un "pequeño claustro doméstico", como las llamó Unamuno, en torno al cual se hacía la vida en esta fría comarca soriana de Pinares. La chimenea pinariega era y es a la vez salón, cocina y lugar de encuentro. Toñi y Javier han ambientado la vivienda con tonos pasteles, arcones, mucho barro cocido, muebles de roble macizo y una inteligente rehabilitación que deja al desnudo las técnicas constructivas del pasado, pero sin descuidar las comodidades del viajero de hoy.

- Habitaciones: cuatro dobles no demasiado grandes, pero muy confortables. Tres de ellas tienen baño interior; la cuarta lo tiene fuera de la habitación. - Comida: cenas y comidas con recetas tradicionales sorianas, con otras de nueva creación; productos locales. Bodega abundante (incluso por copas). - Entorno: casa de pueblo en una localidad serrana al pie de la comarca de Pinares y la sierra de Urbión. - Visitas: Soria, Vinuesa, Covaleda, cañón del río Lobos, laguna Negra, Picos de Urbión, Fuentona de Calatañazor. - Puntuación: 8,2/10. - Dirección: Soledad, s/n. Herreros. - Teléfono 975 27 04 59. - Precios: la doble, de 53 a 65 euros. Desayunos, 5. Cenas, 17.

7 Casa Nova de Rente

(BARBADELO-SARRIA, LUGO)

El Camino de Santiago pasa por su puerta, se ve un bosque de carbayos y el musgo cubre la fachada occidental de la cerca. Casa Nova de Rente es una mansión ganadera típica de la Galicia rural, levantada en el siglo XVIII con sillares de granito y envejecida con esa pátina de verdín que dan los siglos de tradición y las humedades del Atlántico. En su interior no hay grandes lujos ni excesos ornamentales, pero sí un suelo de madera que lanza gemidos de historia al pisarlo, paredes blancas y limpias y muebles antiguos de tonos oscuros. E impregnándolo todo, el sabor de los pucheros que prepara Esperanza Iglesias. Un enorme jardín rodea la mansión y la separa del establo, donde viven las vacas, de raza gallega.

- Habitaciones: seis dobles. Sólo una tiene baño propio; las otras comparten dos servicios.

Comida: cultivan patatas, lechugas y tomates, y tienen granja propia de cerdos, vacas, gallinas. Productos caseros: desde la empanada gallega hasta las carnes a la parrilla, los huevos frescos con chorizo de matanza o la tortilla de patatas. - Entorno: colinas suaves y onduladas, prados de verde inmaculado y bosques de carbayos. - Visitas: Sarria, Camino de Santiago, Triacastela, monasterio de Samos, Lugo y Santiago de Compostela. - Puntuación: 7,9/10. Dirección: Rente, 2. Barbadelo-Sarria (Lugo). - Teléfono 982 18 78 54. - Precios: la doble, de 26 a 33 euros. Desayuno, 2. Comidas y cenas, 7.

8 Casa del Sol

(CAMPILLO DE RANAS, GUADALAJARA)

Los muros de oscura y fría pizarra que rodean esta construcción típica de la arquitectura negra de la sierra de Guadalajara no hacen presagiar el ambiente bohemio y sensual que Carol y Jorge han logrado en su interior a base de combinar colores suaves y afables, barro y madera, orzas de cerámica y aperos de mimbre, bien amalgamados por una iluminación halógena muy estudiada. Todo para conseguir que, tras medio siglo cerrada, la antigua taberna de este pueblo, reconvertido ahora en refugio de artistas y ex urbanitas reciclados, recupere el esplendor minimalista de unas construcciones populares de piedra sencillas y austeras que parecen surgir de la propia tierra. El resultado es un ambiente ambiguo, algo rústico y a la vez algo hippy, pero sobre todo muy seductor.

- Habitaciones: cuatro, una de ellas 'suite'. - Comida: de momento, sólo desayunos. - Entorno: pueblos de arquitectura negra. - Visitas: hayedo de Tejera Negra, sierra de Ayllón, pueblos de arquitectura negra de Guadalajara, pico Ocejón, monasterio de Bonaval, ermita de Los Enebrales. - Puntuación: 7,5/10. Dirección: La Cuesta, 18; Campillo de Ranas (Guadalajara). - Teléfonos 949 85 92 17 y 626 06 61 27. Precios: la doble, de 60 a 85. Con desayuno.

9 La Estepa

(MADRIGUERA, SEGOVIA)

Madriguera es un pueblo rojo por la curiosa tonalidad que da a todas sus construcciones una cantera de yeso rojizo próxima, característica que comparte con la cercana localidad de Villacorta. Roja, por tanto, era la tenada (cuadra) perteneciente al abuelo sobre la que Miguel Ángel Muyo reconstruyó una vivienda familiar que más tarde decidió compartir también con los huéspedes que quieran descubrir la vida rural de esta zona poco transitada de Segovia. Porque el lema de la casa es compartirlo todo, desde el enorme salón, acoplado en torno a una chimenea, hasta los desayunos. Todo muy sencillo y hogareño.

- Habitaciones: cuatro dobles con baño. Muy justas de espacio, ambientadas como una casa de pueblo tradicional. - Comida: cocina casera hecha por Encarna; productos de la matanza, pollos de corral, asados de cordero y guisos tradicionales segovianos. - Entorno: media montaña, con pinares aislados. - Visitas: Riaza, Ayllón, Sepúlveda, Maderuelo, ruinas romanas de Tiermes y el hayedo de Tejera Negra. - Puntuación: 7,2/10. Dirección: Real, 44. Madriguera (Segovia). - Teléfonos 921 12 54 13 y 659 10 44 48. Precios: doble, 48. Desayuno, 3; cenas, 12.

10 Casa de la Llum

(CAUDIEL, CASTELLÓN)

Mucha tranquilidad es lo que se encuentra en esta casa de nueva construcción donde el lema es compartirlo todo con los propietarios, desde los dos cuartos de baño a la huerta ecológica que mantienen y de la que sale la mayoría de productos que utilizan en la cocinan. No es por tanto una casa para quien quiera intimidad y aislamiento, sino para quienes deseen compartir con los dueños y con otros clientes una charla en torno al fuego del gran salón de la planta baja o un paseo por los pinares cercanos. La vivienda, diseñada también por ellos, es moderna y funcional, sin guiños al diseño, pero cómoda y con mucha luz.

- Habitaciones: tres, muy sencillas y sobrias. Dos baños en común. - Comida: desayunos con fruta o zumo natural, pan de harina integral de cultivo biológico horneado en la misma casa. Para cenar, verduras (la mayoría del propio huerto). Trucha y conejo escabechado. - Entorno: paisaje mediterráneo. - Visitas: Segorbe, Jérica, el nacimiento del río Palancia. Vía Verde de Ojos Negros. - Puntuación: 7/10. - Dirección: Camino del Molino, 2. Caudiel. - Teléfono 964 14 40 14. - Precios: 45 por persona con media pensión. Con pensión completa, 60 euros.

La casa rural Txopebenta, en Gautegiz-Arteaga (Vizcaya), fue pionera en este tipo de alojamiento en el País Vasco. En su caserío del siglo XIX se ofrecen  cinco habitaciones dobles (41 euros) y una triple.
La casa rural Txopebenta, en Gautegiz-Arteaga (Vizcaya), fue pionera en este tipo de alojamiento en el País Vasco. En su caserío del siglo XIX se ofrecen cinco habitaciones dobles (41 euros) y una triple.SANTOS CIRILO

CINCO CASAS DE DISEÑO ARREBATADOR

HAN SUBLIMADO el interiorismo rural y llevado casi hasta la excelencia la atención a los huéspedes. Es la otra cara del alojamiento rural, que combina el entorno natural con todo el lujo y las comodidades posibles.

11 Iruaritz Baserria

(LEZAMA, ÁLAVA)

Un lujo de establecimiento levantado por Luis Lezama en su tierra natal sobre los restos de un caserío del siglo XV (patrimonio histórico del País Vasco). Cinco habitaciones llenas de pinceladas del buen hacer: sábanas de algodón americano, muebles de anticuario, frutas y flores frescas en las habitaciones. Los espacios comunes son generosos. Se ha respetado la estructura original del caserío, incluidos el pajar, la cuadra y el horno de pan, reciclados ahora en dos amplias estancias que se usan como biblioteca y sala de televisión.

- San Prudencio, 29. Lezama. Teléfono 945 89 26 76. Habitación doble, de 54 a 76 euros. Desayunos, 4,50 euros; comidas, 16; cenas, 14.

12 La Casona de Valfrío

(CUACOS DE YUSTE, CÁCERES)

Por increíble que parezca, todo este museo del buen vivir salió de una cuadra semiderruida muy cerca del pueblo elegido por el emperador

Carlos V para su retiro final. Chelo y Javier también se retiraron a este rincón de Extremadura, pero para crear de la nada una casa única, llena de buenas vibraciones; además de velones, cestas con frutas, arcones de madera, luces tenues, música clásica de fondo y colores suaves envolviendo la escena distribuida en dos alturas. La planta baja está destinada a comedor

y salón de lectura y conversación con varios ambientes. La primera, a las habitaciones, donde la mezcla de granates y cremas de las paredes combina muy bien con los tonos más oscuros de la viguería de madera.

- Carretera Cuacos-Valfrío, kilómetro 4. Cuacos de Yuste. Teléfonos 927 19 42 22 y 927 19 42 32. Habitación doble, de 65 a 85 euros. Desayuno, 5 euros; cenas, 16.

13 Landarte

(ZUMAIA, GUIPÚZCOA)

El mayor éxito de esta reinterpretación de un caserío vasco es el mestizaje. Si por fuera es eso, una histórica casona guipuzcoana del siglo XVI, por dentro Landarte evoca otros muchos mundos, desde aires ibicencos en sus paredes blancas y sus ventanales hasta cuentos de Las mil y una noches en habitaciones como la número 3. Las combinaciones atrevidas de tonos y materiales y el cromatismo de las exposiciones de pintura contemporánea que cuelgan de sus paredes hacen de este palacete rural un alojamiento sugestivo, sin perder de vista la verde costa cantábrica.

- Carretera Artadi, 1. Zumaia. Teléfono 943 86 53 58. La doble, 62 euros. Desayuno incluido.

14 Alfoz de Rondiella

(PIÑERES DE PRÍA, LLANES, ASTURIAS)

Una casa de nueva creación donde cada rincón, cada mueble, cada brochazo de pintura parecen pensados para arrullar la estancia del huésped. Sus propietarios quisieron vencer la frialdad de la climatología asturiana llenando el establecimiento de maderas tropicales, aguadas de colores vivos en las paredes y muebles cálidos. Cada habitación tiene un nombre acorde con su decoración: La Colonial, en tonos ocres y tostados que recuerdan a viejos cafetines de ultramar. La Mediterránea, donde destacan los pigmentos azulones y lilas. La Inglesa, en la que reinan puntillas, estampados y muebles ingleses de principios de siglo. Una finca de 8.000 metros cuadrados con muchos árboles y bancos donde sentarse rodea la casa.

- Piñeres de Pría, Llanes. Teléfono 985 41 04 65. Habitación doble, de 60,10 a 72,12 euros. Desayuno incluido. Cenas: a la carta.

15 Casa Gallinera

(BENNISSIVÀ, ALICANTE)

En uno de los pueblos más moriscos

y encantadores de los valles de la Marina Alta alicantina, un reducto arabesco salido de otro tiempo, una fachada de azul cobalto destella entre el encalado tradicional de las viviendas de adobe de la zona. Huele

a pan recién hecho, a higos, a cerezas y a tomillo. En la planta baja se han recreado diversos ambientes de lectura, reposo y restauración, mezclando sabiamente los tonos calabaza y azuletes sobre las paredes de piedra y las vigas de madera desnuda. De las cinco habitaciones destaca la Suite, por tamaño, y la Albureca, por su refinada ambientación.

- Raval, 24. Bennissivà, Vall de Gallinera (Alicante). Teléfonos 966 40 67 90 y 620 85 22 20. Habitación doble, 73 euros. El desayuno está incluido en el precio.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS