Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ELECCIONES 2004 | Andalucía

La hemeroteca de los candidatos

El repaso a la prensa muestra los cambios de opinión de los líderes de PSOE y PP: Manuel Chaves prometió un Consejo Audiovisual y Teófila Martínez pidió el 50% del IRPF para Andalucía

La hemeroteca es uno de los peores enemigos de los políticos. Sus propuestas disparatadas, cambios de opinión y de alianzas quedan reflejadas en la prensa. Éste es un repaso, no exhaustivo, de las declaraciones, dimes y diretes de Manuel Chaves y Teófila Martínez, candidatos a la Junta de PSOE y PP en estas y en las pasadas elecciones. Lo primero que sorprende al repasar las ya amarillas páginas de los periódicos es que muchas de las disputas que parecen vigentes vienen de lejos.

Entre los dos principales aspirantes a la presidencia es justo decir que las declaraciones de Martínez son más jugosas que las de Chaves. Como ejemplo, lo que declaró el 25 de febrero de 2000, en la apertura de campaña. "Me gustaría que Chaves dijera en caso de que el PP sea la lista más votada si dejará que sea el PP el que gobierne". El PP aspiraba entonces a ser la fuerza más votada. Luego no lo fue. En 2003, Chaves aceptó la petición de Martínez y dijo que sólo gobernará si el PSOE es la fuerza más votada. Martínez, en el primer ejemplo de veletismo político, se negó a hacer lo mismo.

Otro ejemplo. Tras las elecciones de marzo de 2000, Chaves hacía un anuncio solemne: "No quiero darle razones al PP para que diga que estamos por la confrontación". En mayo, el presidente andaluz se reúne con Aznar y anuncia que se abre "una nueva etapa tras cuatro años de enfrentamiento" gracias, dice, "a que Aznar ya no está hipotecado por los nacionalistas, al disponer de mayoría absoluta". El buen rollo se acaba pronto. Aznar no vuelve a recibir a Chaves y los cuatro años de enfrentamiento de la primera legislatura se recrudecen.

En marzo de 2000, en campaña electoral, Martínez propone la cesión del 50% del IRPF a las comunidades autónomas. La entonces y hoy candidata explicó: "La cesión del 30% nos habría venido bien, porque si hemos crecido, hemos generado más IRPF y, por tanto, habríamos tenido más recursos. Creemos que Andalucía, en los próximos años, va a generar mucha riqueza y muchos puestos de trabajo, y por tanto recaudaremos mucho por IRPF y, al participar en la gestión del 50%, tendremos más recursos para gestionar".

Javier Arenas se felicitó dos días después de que la propuesta "había descolocado al PSOE". Otros dos días después dijo que la propuesta era sólo una más de las que barajaba el Gobierno. Cuatro años después acusa de terrorista o cómplice de terrorista a todo el que propone más competencias fiscales para las autonomías.

Uno de los temas que más ha enfrentado a Manuel Chaves y a Teófila Martínez ha sido Canal Sur. Lo más suave que ha dicho Martínez sobre la cadena de televisión pública es que la dirigen "los comisarios políticos del PSOE", en noviembre de 2003.

Manuel Chaves también se ha referido al tema. En una entrevista publicada el 29 de abril de 2000, declaraba: "Está claro que vamos a crear un consejo audiovisual. [...] El consejo estará formado por gente independiente, tendrá carácter consultivo, de seguimiento e, incluso, de vigilancia de los contenidos no sólo de las televisiones públicas, sino también de las privadas".

Tres meses después, Chaves nombraba director general de Canal Sur a Rafael Camacho, que había sido el portavoz de su Gobierno durante cuatro años. Chaves afirmó comprender el chaparrón de críticas que le cayó por la decisión. Lo del Consejo Audiovisual tardó más tiempo. El 21 de octubre de 2003, el Consejo de Gobierno aprobó el anteproyecto que regula la creación de este órgano. Pese a tramitarlo de urgencia y como era previsible, no llegó antes del fin de la legislatura. Queda pendiente.

Aparte de las incongruencias, hay también claros ejemplos de profecías sin precio. En agosto de 2000, Martínez asegura que Chaves "adelantará las elecciones a 2003 para que coincidan con las municipales y no con las generales". La cosa tenía lógica porque antes Chaves había declarado: "Al PSOE no le conviene que coincidan las elecciones andaluzas con las generales". Después de dos coincidencias, caben tres posibilidades: que Chaves sea masoquista y se sacrifique a costa del PSOE nacional, que filantrópicamente quiera favorecer al PP o vaya usted a saber.

Martínez también ha sido pródiga en afirmaciones sorprendentes. En noviembre de 2002, afirmó que "muchos empresarios tienen que ir con el carné del PSOE para pedir crédito en las entidades financieras". La candidata popular ha cometido más excesos verbales que su oponente. Martínez ha acusado a Chaves de tirar "mierda en vez de cócteles molotov" y de tener un comportamiento esquizofrénico, entre otras cosas.

Pero lo más curioso llegó el 13 de septiembre de 2001. Martínez elevó al Ejército y rebajó a la Renfe para echarle en cara a Chaves ser hijo "de un alto cargo del Ejército de España" mientras que ella es "hija de un ferroviario".

Del 'guerrismo' a los ladridos

Tanto Manuel Chaves como Teófila Martínez son políticos con un largo historial a sus espaldas. En 1990, cuando el periódico anuncia de forma breve que "una entrada a la Expo costará 4.000 pesetas" y Chaves acaba de ser elegido presidente de la Junta de Andalucía, éste hace de pitoniso con escaso éxito. "Se equivocan los que hablan del guerrismo como algo distinto a lo que piensa Felipe González", sostiene.

Apenas unos días después Chaves hace otro anuncio sorprendente: "Sería bastante incompatible ser miembro de la ejecutiva federal, presidente del PSOE de Andalucía y presidente de la Junta". Actualmente es todo eso y presidente del PSOE a nivel nacional.

Otra frase para la posteridad es la que pronuncia el 15 de noviembre de 1990: "Andalucía tiene que ser consciente de que no puede optar por el camino fácil de esperar que otros hagan evolucionar la ciencia y la tecnología para luego adaptar los resultados a las necesidades inmediatas". Suena al prólogo exacto de la Segunda Modernización.

En esos primeros años de mandato, Chaves destaca en la prensa por su oposición a que las comunidades autónomas gestionen el 15% del IRPF. En 1992 asegura que la propuesta supondría "una quiebra importante del principio de solidaridad interterritorial".

Una de las primeras veces que Teófila Martínez salta a la escena política es en 1990, cuando la retirada del gerente provincial del PP en Cádiz Emilio de la Cruz, retirado cuando llega Aznar "coincidió con el ascenso de los actuales diputados por Cádiz, Teófila Martínez y Jesús Mancha".

Su salto definitivo a la escena nacional lo da en abril de 1992, cuando Martínez es diputada. En el Congreso de los diputados le espeta al entonces ministro de Obras Públicas, José Borrell: "Siga usted criticando, ladre usted mucho, muestra clara de que cabalgamos mucho". La alusión a los ladridos, generó el alboroto de sus señorías.

En 1995, Teófila Martínez, ya alcaldesa de Cádiz, da otro salto y sugiere que las mujeres podrían hacer una prestación social sustitoria o algo similar en lugar de ir a la cárcel en caso de abortar ilegalmente. Ya en 1999, Martínez dice ser de centro y respetuosa con los demás. "Si ser de centro es ser respetuoso con los demás, teniendo la ideología que uno tenga, soy más progresista que muchos", sostiene en una entrevista. Entre sus promesas aún incumplidas de esa época hay un nuevo puente que cruce la bahía de Cádiz, y eliminar el peaje en la autopista entre Sevilla y Cádiz. La titularidad de la autopista es del Gobierno Central.

Martínez pidió al Gobierno en 1999 que terminase con el peaje; en 2000, aseguró que el Gobierno quería quitarlo pero que no era un asunto sencillo. Cuando en 2004 Chaves propuso quitarlo si el Estado le cedía la titularidad, Martínez criticó que Chaves iba "de farol" al hacer la propuesta. La propuesta del puente es similar. La primera vez que Teófila propuso un nuevo puente fue en 1997. Fomento adjudicó el proyecto en 2003.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de marzo de 2004

Más información