Los magistrados de la Sala Civil, indignados por las críticas de la fiscalía

Magistrados de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo expresaron ayer su "estupor" e "indignación" por las críticas del teniente fiscal del Supremo, José María Luzón, a la sentencia que condenó a 11 magistrados del Tribunal Constitucional a indemnizar a un abogado con 500 euros cada uno. Fuentes de la Sala Civil manifestaron a este periódico que el asunto fue comentado ayer en la Sala en una reunión informal y la generalidad de los presentes mostró su estupor por la "ignorancia del fiscal".

Los magistrados de lo Civil expresaron su "estupor" porque el fiscal Luzón, número dos de la fiscalía y hombre de confianza del fiscal general, Jesús Cardenal, "desconozca el artículo 403.2 de la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil, que establece la responsabilidad de jueces y magistrados por dolo, culpa o ignorancia inexcusable" y por el hecho de que expresase sus críticas en un escrito dirigido a la Sala de lo Penal. Fuentes de esta Sala opinaron que las expresiones contenidas en el escrito de Luzón, y distribuidas por un medio informativo mientras los servicios de prensa de la Fiscalía del Estado negaban tener acceso al escrito, obedecen a un "encargo" hecho ex profeso a Luzón, previsiblemente avalado por el fiscal general.

El escrito de Luzón, dirigido a la Sala de lo Penal, exponía que la decisión del Constitucional de rechazar un recurso de amparo del abogado José Luis Mazón contra el nombramiento a dedo de magistrados del propio Constitucional fue "no sólo legal, sino acertada y razonable, escueta pero suficiente". El fiscal ironizaba después sobre la "perplejidad" de la fiscalía por el hecho de que la Sala de lo Civil no denunciase por prevaricación a los magistrados del Constitucional, después de que la sentencia utilizase "expresiones casi predeterminantes de un delito de prevaricación culposa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de febrero de 2004.

Lo más visto en...

Top 50