Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UPV desarrolla una técnica de que permite una conexión a internet mil veces más rápida que el ADSL

El Centro de Tecnología Nanofotónica de la Universidad Politécnica de Valencia desarrolla una nueva técnica de transmisión por fibra óptica que permite una conexión segura a Internet a una velocidad mil veces superior al ADSL.

El Centro de Tecnología nanofotónica de la Universidad Politécnica de Valencia ha inventado una nueva técnica de transmisión por fibra óptica que permite una conexión segura a internet, a través de radio y cable, a una velocidad mil veces superior al ADSL.

Este centro tecnológico ha conseguido una velocidad de acceso a internet de un gigabit por segundo, una velocidad mil veces superior a la máxima que ofrece ADSL y cien veces superior a la que actualmente utilizan las redes de tecnología inalámbrica Wi-Fi.

Con esta velocidad será posible transmitir imágenes de gran calidad en tiempo real, por lo que uno de los campos que puede beneficiarse de este avance es la telemedicina, siendo posible intervenir desde unidades móviles con conexión remota.

Además, se podrán descargar películas en internet en tiempo real con una calidad muy superior a la actual y sin necesidad de técnicas de codificación, al tiempo que incrementa el número de usuarios que se pueden conectar a la red por cada estación base, sin tener que aumentar el número de puntos de acceso.

La nueva técnica supondrá una mayor velocidad de conexión, así como más seguridad y flexibilidad de acceso a la red, según sus inventores.

Este nuevo método, que acaba de comenzar su fase final de pruebas y demostraciones, permite la conexión a internet permanente, por cable o por radio y evita la desconexión o pérdida de datos en caso de una caída de la red. En el caso de que se produzca una rotura en la red, de forma automática y sin que lo aprecie el usuario, la conexión que se estaba efectuando vía cable pasa a establecerse vía radio o a la inversa.

El proyecto que llevará a cabo la demostración de esta nueva técnica se llama "Gandalf", está financiado en un cincuenta por ciento por la Comisión Europea, y reúne a nueve socios pertenecientes a cinco países europeos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de febrero de 2004