Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Burgos no está lesionado"

Manzano, técnico del Atlético, contradice al meta, que dijo haber jugado en Sevilla con molestias

"Germán Burgos no está lesionado. A efectos míos no tiene la baja médica. Estaba apto". Gregorio Manzano, el técnico del Atlético, aumentó el embrollo sobre la condición física del meta argentino. "Tiene unas pequeñas molestias que le impiden sacar de puerta", concedió, sin embargo, el propio Manzano la misma noche el encuentro. "Tengo un desgarro muscular, me molesta para golpear la pelota y me tira de arriba", se excusó Burgos tras encajar cuatro goles en Sevilla el pasado miércoles, alguno de ellos esperpéntico. La dolencia del jugador también le condicionó, entre otras cosas, a la hora de despejar con los pies.

El Mono tiene el alta desde hace dos semanas. Aunque su ritmo de entrenamiento ha sido irregular y, en alguna ocasión, se ha visto a los médicos, en las prácticas, discutir acaloradamente con Manzano. El argentino se dio un golpe y al poco se agravó su dolencia por un empujón en broma que le dio Simeone.

Pero el caos en la portería rojiblanca empezó mucho antes. En el mes de junio pasado. Entonces, el quipo contaba con Burgos, que ya había renunciado a la selección argentina por sus intermitentes molestias físicas, con Esteban y con Juanma. Esteban, ahora en el Sevilla, fue desechado por denunciar al club por impago. Juanma, promocionado al primer equipo para ayudar en los entrenamientos el año pasado y suplente en el filial de Lledó, quedaba como primer reserva del argentino.

Sergio Sánchez y Aragoneses volvían también a la disciplina del club tras sus respectivas cesiones en el Espanyol y el Tenerife. Aragoneses, al que el club quiere ahora recuperar, se marchó al Getafe. Sergio, permaneció. Ahora el Atlético quieren intercambiarlos. Una operación que se cerrará esta semana. El cuarto en discordia era otro canterano, Cuéllar, que ya el pasado curso fue convocado con el primer equipo en un partido contra el Betis. Sin embargo, hoy Cuéllar es reserva de Lledó en el B, pese a lo cual fue el suplente de Burgos en Sevilla el pasado miércoles.

Ayer, mientras Manzano reunía a sus jugadores y les daba una charla, Sergio correteba a su aire. El portero aún tiene ficha del primer equipo y podía entrar en la convocatoria. "Está negociando con el Getafe", argumentó Manzano, "todos sabeis perfectamente su situación". El jugador denunció al Atlético por impago el año pasado, bloqueando así cualquier refuerzo de invierno del club. Entonces, algunas voces sentenciaron: "Sergio no vuelve al Calderón". Sin embargo, regresó. Manzano aseguró que se turnaría con Juanma como suplente de Burgos. Eso nunca se cumplió.

Pese a tan extensa nómina, en junio, Manzano tenía otro guardameta: Pindado. Éste se quedó sin ficha y el Atlético con una cuenta pendiente: antes de navidad, el club tuvo que disputar un amistoso contra el Granada, del que fue fichado hace cuatro temporadas. Hoy, Pindado, que nuncá debutó, está a prueba con el Amberes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de enero de 2004