Una mujer muere asfixiada al incendiarse su cama por un cortocircuito en Massalavés

Vicenta Boix Perales, vecina de Massalavés y de 79 años, murió asfixiada en la mañana de ayer al incendiarse el colchón de su cama como consecuencia de un cortocircuito producido en la manta eléctrica con la que se había acostado. La víctima, que se encontraba sola, intentó salir de la vivienda, pero el mareo que le produjo la inhalación del humo le impidió abrir los cerrojos de la puerta.

Efectivos del parque de bomberos de Alzira accedieron al primer piso del número 11 de la calle de la Constitución, poco después de las 8.30, y tras derribar la puerta hallaron a Vicenta tendida en el suelo, sin vida y muy cerca de la entrada de la casa.

Algunos vecinos, entre ellos el alcalde de Massalavés, Vicente Villalba, intentaron auxiliarla al detectar el humo que salía por una ventana, pero no pudieron acceder a la vivienda al encontrarla perfectamente cerrada. Villalba explicó que si bien pudieron abrir la puerta exterior del edificio, no pudieron con la de acceso a la vivienda, pues estaba cerrada con tres cerrojos.

Hacia el mediodía de ayer, la juez de guardia de Alzira, Pilar Jiménez de Parga, ordenó el levantamiento del cadáver que fue trasladado al Instituto de Medina Legal de Valencia para realizarle la correspondiente autopsia.Vicenta Boix residía habitualmente en Requena, en casa de una hija, pero se encontraba en su localidad natal, Massalavés, para pasar las navidades con su familia.

Otra mujer de 74 años permanece ingresada en el Hospital La Fe de Valencia con pronóstico muy grave tras sufrir quemaduras en un 80% del cuerpo tras un incendio ocurrido en su casa de Quart de Poblet el pasado martes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS