El más poderoso contra el más famoso

Cuando las autoridades del condado de Santa Bárbara, en California, anunciaron la orden de detención contra Michael Jackson, el fiscal de distrito Thomas Sneddon tenía una sonrisa de satisfacción que no podía ocultar. Después de una larga espera, en la que ha sido objeto de burla y ataques por el mismo Jackson, Sneddon tiene ahora la sartén por el mango en un caso que amenaza con enviar a la cárcel al artista. Llámesele venganza, coincidencia o simple pasar el tiempo en una situación que tarde o temprano se repetiría, lo cierto es que el fiscal está de nuevo en el ojo del huracán: como principal acusador de Jackson. El mismo papel que tuvo en el otro caso similar de hace una década.

De 63 años, con más de 30 de experiencia como fiscal, con nueve hijos y con una reputación de ser implacable cuando está frente a los jurados con la que se ganó el apodo de Perro Enojado, Sneddon parece disfrutar de la atención nacional e internacional que el nuevo caso contra Jackson ha generado. Él personalmente estará a cargo del caso contra el cantante. "Adoro los juicios, es bueno salir de la oficina y hacer algo con lo que disfruto mucho", señala.

La animadversión entre Sneddon y Jackson no terminó ahí, sin embargo. En un álbum de 1995 titulado Historia: pasado, presente y futuro, Libro 1, hay una melodía llamada D.S. en la que Jackson canta: "Querían tomar mi culo. / Muerto o vivo. / Ustedes saben, él realmente quería llevarme a juicio. / Bajarme por sorpresa. / Apuesto a que lo acordó con la CIA. / No parará ante nada hasta que obtenga su camino político. / Uno piensa que él está hermanado con el KKK [Ku-Klux-Klan] / Él quiere tu voto sólo para seguir como DA [la abreviatura en inglés para fiscal de distrito]".

En una entrevista televisiva previa al lanzamiento del álbum Historia, Jackson relató lo humillante que había sido la experiencia de llegar a la oficina del DA y el sheriff de Santa Bárbara y de ser obligado a posar desnudo para ser fotografiado. Sneddon respondió que la foto era necesaria para verificar ciertas partes físicas del cantante que habían sido descritas por el niño que lo acusaba.

Sneddon participó en la guerra de Vietnam y trabajó en la oficina del fiscal de Los Ángeles. Desde 1969 ha estado en la fiscalía de Santa Bárbara, y desde 1982 es su fiscal de distrito, cargo de elección popular que ha ganado con facilidad en seis ocasiones.

Uno de los periódicos locales lo calificó un día como "el individuo más poderoso en todo el condado de Santa Bárbara". La cita entre el residente más poderoso y el más famoso de Santa Bárbara ya tiene fecha. Será el próximo 9 de enero, en un tribunal judicial de California.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de noviembre de 2003.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50