Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Alcaraz ordena al Racing

Jugadores y técnicos del club revelación valoran la capacidad organizativa del entrenador más joven de la Liga

Serio, muy serio. Así es visto por sus jugadores Lucas Alcaraz, que rompe con el tópico del andaluz simpático y dicharachero. "Es que creo que hay que ser serios en el trabajo", afirma el preparador granadino del Racing de Santander, de 37 años, el más joven del Primera División. Lateral izquierdo poco competitivo por su falta de físico, Alcaraz se licenció en Biblioteconomía -organización de la información- y se sacó el título de entrenador nacional a los 23 años. Por ahí encarriló su pasión futbolística, heredada de su abuelo materno, González, jugador del Real Madrid y del Granada en los cuarenta. No en vano puede tragarse "muchos vídeos" por semana. Al menos, los tres últimos encuentros de su rival inmediato, llámese como se llame. Y trata de dárselos masticados a sus chicos, en pequeñas dosis, aunque siempre les parecerán demasiadas.

Yosu, con 25 años en el equipo, afirma que el actual es uno de los mejores de la historia

El Racing se muestra como uno de los conjuntos más frescos de la Liga. Y sus futbolistas lo atribuyen a la llegada de Alcaraz, que venía de hacer historia con el Recreativo al hacerle subcampeón de Copa, logro que quedó oscurecido por el descenso a Segunda del equipo. Y a su capacidad organizativa, "tanto dentro como fuera del campo", asegura el central Moratón, ahora suplente tras haber arrancado la Liga de titular.

Un fino hilo de complicidad une al joven Alcaraz con el veterano Nando Yosu, de 61 años, desde sus tiempos en el Granada, a principios de los noventa. Yosu era el primer entrenador y Alcaraz el segundo. Lo contrario que ahora. Y, pese a los 24 años que los separan, comparten una idea muy básica para su equipo, fácil de explicar, difícil de conseguir. "No dejar que el rival saque el balón jugado de atrás, salir al contragolpe y ganarle la espalda al contrario".

Así pasaron por el Bernabéu y por Mestalla dejando una grata impresión, aunque en el estadio madridista acabaran sucumbiendo ante el juego de Zidane y los goles de Raúl. En Valencia, sin embargo, el equipo logró coronar su juego con una victoria.

Mucho fútbol ha visto Nando Yosu en las cerca de 25 temporadas que lleva trabajando en el Racing. Generaciones de jugadores y de equipos. Y advierte que el actual es uno de los mejores "en ritmo y en condición física". Pero también le observa un punto débil: "Falta un organizador, alguien con personalidad y criterio para aumentar la posesión de balón", comenta el que fuera en los años sesenta extremo izquierdo del Racing y del Valencia, donde fue campeón de la Copa de Ferias en la temporada 62-63. El club santanderino tratará de fichar a ese mediocentro que le falta en el mercado de diciembre.

"Yo", añade Yosu, "de Alcaraz destacaría la seriedad, la ilusión y lo agresivo que es, en el buen sentido de la palabra: siempre quiere más". Si bien, reconoce Yosu, todo empezó el ejercicio pasado con Manuel Preciado, actual preparador del Levante. Era la misma plantilla que la actual a excepción de Munitis, traspasado al Deportivo. Y la misma concepción del Racing, truncada por la extravagante irrupción del extravagante empresario ucranio Dimitri Piterman.

Los tres -Preciado, Yosu y Alcaraz- sabían que el ataque estaba bien servido: tres volantes muy rápidos (Morán, Regueiro y Benayoun), y un par de delanteros de calidad (Bodipo, más fuerte, titular en las últimas jornadas frente a Javi Guerrero, más técnico).

Lo que cabía era mejorar la defensa. Y lo han logrado, según certifica su capitán, el centrocampista Morán, de 27 años. "Defendemos en bloque y, cada día, tenemos unos 15 minutos de trabajo táctico", explica el capitán. "La llegada de Alcaraz ha sido muy importante. El año pasado hubo muchas historias extradeportivas; hoy hay un poder que pone las cosas en su sitio. Ha establecido unas normas de convivencia. Por ejemplo, debemos estar en casa a las doce y media de la noche. Él quería a las once y media, pero lo negociamos. Y también entrenamos más: el miércoles hay doble sesión", agrega Morán.

Así es como el Racing "puede dar una gran alegría", remacha Nando Yosu.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de noviembre de 2003