Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos los supuestos ladrones que robaron en el chalé de Figo

Los arrestados integran una banda especializada en extorsiones

Agentes del Grupo II de Delincuencia Internacional de la Jefatura Superior de Policía han detenido a Robinson G. A., de 25 años, y a John Blaker V. R., de 19, acusados de pertenecer a una banda especializada en atracos, extorsiones y ajustes de cuentas. Entre los delitos que se les imputa está el robo, el pasado 19 de septiembre, del chalé del jugador del Real Madrid Luis Figo.

El robo en el chalé de Figo se produjo cuando el jugador y su esposa, Helen Svedin, estaban fuera del domicilio, en la urbanización del Parque Conde de Orgaz (Hortaleza). Los ladrones, vestidos con monos de jardineros y el rostro cubierto, aprovecharon un descuido y se colaron dentro del chalé. Sólo estaba una de las criadas, que fue maniatada. También le taparon la boca con un trapo para que no pudiera chillar.

Después se llevaron las joyas y arrancaron una caja fuerte antes de trepar el muro medianero y saltar al chalé adyacente, que también fue desvalijado previa reducción de sus ocupantes. Huyeron en un vehículo monovolumen que robaron a la propietaria de la casa vecina. La víctima dijo entonces que los asaltantes hablaban "un español extraño", lo que hizo que los policías se centraran en grupos de delicuentes suramericanos.

Los agentes del Grupo II lograron identificar hace unos días a John Blazer V. R., de 19 años y nacionalidad colombiana. Le localizaron en las inmediaciones de la calle de la Pilarica (Usera), donde fue detenido. Portaba una pistola Llama del calibre 9 milímetros corto, cuya numeración había sido limada.

Los investigadores descubrieron que el arrestado tenía como jefe y compinche a Robinson G. A., de 25 años. Éste fue reconocido fotográficamente y sin ninguna duda por la empleada de hogar de Luis Figo. Tras varios seguimientos, lograron descubrir que residía en una vivienda de Móstoles. Fue detenido hace unos días. Llevaba una pistola Astra del calibre 9 milímetros corto, preparada para disparar.

Tras conseguir el preceptivo mandamiento judicial, entraron y registraron su piso, en la calle de Centro, donde los agentes se incautaron de un cargador de pistola con sus correspondientes proyectiles, una caja con 13 balas, diversas joyas, 1.375 dólares estadounidenses y 3.500 euros. El juez ha ordenado el ingreso en prisión del detenido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de noviembre de 2003