Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANTOLOGÍA DE BABEL | POESÍA

Boceto para momento de héroe

Se oye el teléfono, pero no hay nadie en casa. Ya no vive

en la ciudad. Oyen el timbre los retratos, las mesas,

el sofá, un poco hundido por su lado, los visillos, las tazas

de café, limpias, colgadas con sus platos; unos lápices,

tal vez alfombras, y el cepillo de dientes. No huellas,

no desorden, pocos libros

El teléfono

termina de sonar: un ruido mecánico

me dice que no insista.

El telón

ha caído.

Esta escena vacía tuvo un héroe

que la llenó, pero ahora es polvo dividido

(cruzan el escenario otras figuras,

otros pasos resuenan, colocan los cojines del sofá, a un lado

dejan los lápices, llaman a otros teléfonos),

es polvo dividido en dos montones:

¿acierta con su mano a su cabeza?,

¿cómo sus ojos encuentran a sus pies?

¿qué palabras se rompen en cristales?

¿Y el frío? No hace.

Julia Uceda (Sevilla, 1925) acaba de recibir el Premio Nacional de Poesía por En el viento, hacia el mar (1959-2002) (Fundación José Manuel Lara. Sevila, 2002), que reúne su poesía completa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de octubre de 2003