Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

John Shearman, experto en arte del renacimiento italiano

John Shearman, especialista en arte del renacimiento italiano que asesoró sobre la restauración de los frescos de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina del Vaticano, falleció a los 72 años tras un infarto el 11 de agosto en la localidad canadiense de Lethbridge, Alberta.

Shearman era uno de los principales expertos en Rafael y en el manierismo italiano. También era conocido por su profundo conocimiento histórico de los aspectos técnicos de la pintura. En 2001 descubrió un retablo de Andrea del Sarto que llevaba 350 años perdido. Pero alcanzó probablemente su mayor fama con el descubrimiento de que la bóveda de la Capilla Sixtina se había agrietado en toda su longitud en 1504, cuatro años antes de que Miguel Ángel comenzara a trabajar en ella. Debido a que se había estropeado la antigua decoración -compuesta por estrellas y formas geométricas-, hacía falta un nuevo techo. Quizá fuera ésta una de las razones por las que el Papa contrató a Miguel Ángel.

Shearman, que colaboró con la Comisión Asesora Pontificia para la Restauración de la Capilla Sixtina, se mostró firmemente contrario a quienes se oponían a la restauración de un techo que se había vuelto prácticamente monocromo, de un gris azulado. A sus detractores les preocupaba que se sacrificara la autenticidad en favor de la belleza. En un capítulo del libro The Sistine Chapel: A Glorious Restoration (Abrams, 1994), Shearman echa abajo la idea de que la pintura florentina, incluida la de Miguel Ángel, no era sino dibujo coloreado. Afirma que Miguel Ángel usaba el color para aclarar, no para decorar, y sostiene que eran necesarios colores ricos y vibrantes para que los espectadores pudieran apreciar las complejas imágenes pintadas desde el suelo.

Nacido en Aldershot, Inglaterra, en 1931, John Shearman se tituló y doctoró en el Courtauld Institute of Art, perteneciente a la Universidad de Londres. Fue investigador de dicho instituto de 1957 a 1979, y su director adjunto de 1974 a 1978.

En 1979 se trasladó a la Universidad de Princeton como profesor de Historia del Arte y director de su Departamento de Arte y Arqueología. Se unió al claustro de profesores de Harvard en 1987 y en 1989 recibió la cátedra William Dorr. En 1994 pasó a ser profesor de la Universidad Charles Adams. Fue director del Departamento de Arte desde 1990 a 1993.

De su obra cabe destacar Mannerism, de 1967 (publicado en castellano por Xarait en 1984). La Universidad de Yale y la Biblioteca Hertziana de Roma publicarán en octubre su recopilación de documentos sobre Rafael.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de septiembre de 2003