Manresa inicia su fiesta mayor con el tradicional 'correaigua'

El correaigua de Manresa, el popular pasacalle de agua, harina y barro, dio ayer el pistoletazo de salida a la fiesta mayor de la ciudad, que terminará el próximo 1 de septiembre con el fuego de un correfoc. Muchos jóvenes e incluso familias enteras se dejaron remojar por las calles de Manresa en una calurosa tarde. La organización, la encargada de mojar a los asistentes, se las apaña para que este peculiar pasacalle sea todo menos aburrido. Recipientes de barro, piscinas con aguas de colores, confeti, todo vale. El agua también puede llegar desde los balcones, ya que los vecinos tienen carta blanca desde la organización para sumarse a este festival.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 23 de agosto de 2003.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50