Manresa inicia su fiesta mayor con el tradicional 'correaigua'

El correaigua de Manresa, el popular pasacalle de agua, harina y barro, dio ayer el pistoletazo de salida a la fiesta mayor de la ciudad, que terminará el próximo 1 de septiembre con el fuego de un correfoc. Muchos jóvenes e incluso familias enteras se dejaron remojar por las calles de Manresa en una calurosa tarde. La organización, la encargada de mojar a los asistentes, se las apaña para que este peculiar pasacalle sea todo menos aburrido. Recipientes de barro, piscinas con aguas de colores, confeti, todo vale. El agua también puede llegar desde los balcones, ya que los vecinos tienen carta blanca desde la organización para sumarse a este festival.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS