Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos dos jóvenes acusados de provocar un incendio en Villaviciosa

Los muchachos pudieron iniciar las llamas al quemar unos apuntes, según la Guardia Civil

Dos jóvenes vecinos de Villaviciosa de Odón se han presentado en el cuartel de la Guardia Civil de esta localidad atribuyéndose la autoría de un incendio en el que ardieron 150 hectáreas de arbolado y otras 100 de pastos en el paraje Monreal, según informó ayer el instituto armado. Los muchachos señalaron que el siniestro comenzó cuando quemaron unos apuntes.

Según la versión que ofrecieron en el cuartel, los jóvenes enterraron los apuntes quemados en el paraje, pero volvieron el domingo por la tarde "para comprobar si se habían apagado del todo". Comenzaron a remover la zona y, en un momento dado, "se produjo un golpe de aire y se inició el incendio al quedar aún rescoldos en el lugar". Poco después de iniciarse el fuego, ambos se presentaron ante el instituto armado y confesaron lo que habían hecho. "Manifestaron que eran autores de una quema que pudo originar el incendio", informaron fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.

El instituto armado detuvo también la semana pasada a un hombre, cuya identidad no ha facilitado, acusado de quemar una superficie de monte bajo y arbolado el pasado 9 de junio en el término municipal de Orusco, cuando prendía rastrojos.

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) informó de que en el primer semestre de 2003 se registraron en la región 56 incendios forestales, en los que ardieron 682,74 hectáreas. Dos de los siniestros, ya esclarecidos, se debieron a "un accidente", y el otro, a "una negligencia". En los 54 restantes se desconocen las causas.

Nuevos vehículos

La Guardia Civil presentó ayer los seis nuevos vehículos todoterreno con que se ha mejorado el Seprona. Estos vehículos estarán repartidos por toda la región. Estarán especialmente dedicados a los servicios que presta el servicio de protección de la naturaleza en núcleos urbanos. La misión de estas patrullas está especialmente dedicada a la prevención y localización de las incidencias medioambientales, como vertidos ilegales, contaminaciones acústicas, atmosféricas, control de aguas, protección del patrimonio histórico y cumplimiento de las leyes sanitarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de julio de 2003