'Ana y los 7' regresará este invierno con nuevas tramas "sorprendentes"

Con un repaso a los momentos más significativos y varias escenas nuevas protagonizadas por Ana Obregón convertida en Campanilla, un hada de pelo negro que se erige en la voz de la conciencia de la niñera-bailarina, Ana y los 7 se despide hoy (TVE-1, 22.00) para regresar este invierno, según Ana Obregón. Sin embargo, este

especial no entraba en los planes de la actriz e ideóloga de la serie. "No me apetecía. Los episodios están pensados al milímetro. Hacer algo por hacer me parece mal, y esto no es una fábrica de churros. Al final acepté y me he inventado este cuento real porque todos los adultos llevamos un niño dentro", explica.

En su segunda temporada, Ana y los 7 ha obtenido una audiencia media de 6.105.000 personas y una cuota del 34,7%, frente a los 5.015.000 de la primera (30,5%).

Para la actriz, el balance no puede ser más positivo. "Soy la creadora y la protagonista, pero este trabajo funciona como un barco, en equipo. Todos estamos enormemente satisfechos", dice, y subraya: "En televisión ya se sabe que uno vale en función del número de espectadores que tenga". Ni en sus sueños más optimistas podía imaginar que la serie alguna vez rozaría los siete millones de seguidores como ocurrió con el episodio La noche de bodas, que alcanzó 6.929.000 (38,1%).

Tan millonarias cifras le han brindado la oportunidad de vengarse de aquellos que se rieron de su proyecto y de ella "por ser mujer y llamarme Ana Obregón", señala la actriz. "He callado muchas bocas. Me siento muy orgullosa". En agosto empezarán a grabarse los nuevos episodios, hasta un total de 29. "Ni uno más, ya no se puede sacar más jugo. Si he tenido éxito ha sido porque siempre he sabido retirarme a tiempo", asegura. Y, mientras se recupera en su casa de una lesión de cervicales, ya prepara las tramas de la próxima temporada, que serán "inesperadas y sorprendentes", según sus propias palabras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 15 de junio de 2003.