Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al puerto en patinente

A bordo de un patinete y acompañado por su ídolo Pedro Delgado, en calidad de asesor, el salmantino Jesús Martín, de 36 años, ha subido la cara norte del Puerto de Navacerrada, a 1.860 metros de altitud, a una media de seis kilómetros por hora, impulsándose sólo con el pie. Miembro del club Sánchez-Guijo, donde se han asociado un grupo de minusválidos para practicar deporte, este experto sobre el patín -en forma de bicicleta de reducido tamaño, pero sin pedales- cumplió su deseo de abordar una típica prueba de montaña junto a un ganador de un Tour, el popular Perico, que circuló en paralelo con su bicicleta normal. Ahora su sueño es ascender nada menos que el Tourmalet, también con la original máquina, a la que llama "fiera Filomena", acompañado por Miguel Induráin, después de que otros ciclistas, como Ángel Heras y Lale Cubino, ya le hayan dado su apoyo en las montañas de la Peña de Francia y la Covatilla, respectivamente. Para Delgado, la jornada no concluyó con su asistencia a la curiosa prueba, sino que, por la tarde, se fue a la boda de su ex compañero de equipo José Luis de Santos, que contrajo matrimonio con Natalia Gutiérrez, y donde coincidieron con otras caras conocidas del ciclismo, como Javier Mínguez.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de junio de 2003