Cartas al director
i

En pelotas

En pelotas, desnudos de sí mismos, desvestidos ya para siempre, muertos, han quedado miles de iraquíes, cientos de soldados estadounidenses y británicos, decenas de periodistas. Quizá el señor Aznar continúe vestido, sólo que inútilmente: no le queda vergüenza alguna que cubrir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 26 de abril de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50