Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Víctor Pablo Pérez sufrió ayer un desmayo mientras dirigía en Tenerife

Víctor Pablo Pérez, de 48 años, titular de las orquestas Sinfónica de Tenerife y Sinfónica de Galicia, se desmayó ayer hacia las ocho menos diez de la tarde (nueve menos diez en la Península) en el teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife, mientras estaba dirigiendo el primer acto de El ocaso de los dioses. Era la última jornada de El anillo del Nibelungo, de Wagner, dentro del Festival de Canarias, y Víctor Pablo Pérez estaba al frente de la Orquesta de Tenerife.

Había transcurrido una hora y 50 minutos desde el comienzo de la representación. El director, que estaba afectado por un proceso gripal, sufrió una lipotimia y fue trasladado a un centro hospitalario. Al entrar en la ambulancia -en camilla pero consciente y muy pálido- y en el momento del desmayo recibió grandes ovaciones por parte del público.

Las casi dos horas de concierto, que se suspendió tras el desmayo, habían sido de una intensidad excepcional, como las jornadas anteriores de este histórico ciclo de El anillo que se venía realizando desde 1999, menos en 2002, para hacer posible que participase ayer como Sigfrido el tenor Jon Fredric West. No defraudó y estuvo a una altura vocal excepcional, como la Brunilda de la soprano Evelyn Herlitzius, el Günter del barítono Eike Wilm Schulte o el Hagen del bajo Hans Tschammer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de febrero de 2003