El Gobierno se queda solo en la defensa de la Ley de Calidad de la Educación

El Gobierno defendió ayer en solitario la Ley de Calidad de la Educación: las 10 enmiendas a la totalidad presentadas por todos los grupos de la oposición en el Pleno del Congreso fueron rechazadas con los únicos votos del PP y la abstención de Coalición Canaria. La ministra de Educación, Pilar del Castillo, inició el debate con un llamamiento a la calma y el anuncio de que su Gobierno 'se compromete a que la reforma tenga una financiación adicional, la que necesite'. Pero el debate fue crispado y se lanzaron a la ley los calificativos de 'segregadora', 'retrógrada', 'antisocial' o 'reglamentista'. Todos los grupos, con los nacionalistas al frente, consideraron que el proyecto invade competencias autonómicas. 'Es una LOAPA educativa', dijo el representante de CiU.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS