El Circ Cric de Tortell Poltrona inaugura su nueva gran carpa

Por fin vuelve el Circ Cric a la carretera. Lo hace, además, con una carpa para 1.000 espectadores, con 10 trailers y una tribu compuesta por 50 personas, entre las cuales, además de los artistas y músicos, hay que contar a todo el equipo técnico. Tortell Poltrona, director del Circ Cric, gran animador del circo en Cataluña y uno de los fundadores de Payasos Sin Fronteras, andaba persiguiendo desde hace años una carpa.

El pasado 24 de agosto, en Sant Esteve de Palautordera (Vallès Oriental), Tortell Poltrona plantó por fin su sueño en forma de carpa. 'Lo hicimos casi de estranquis, porque queríamos probar antes de la inauguración oficial cómo funcionaba el circo. Así, hemos estado en Arenys, el Masnou, Mollet, Rubí, Esparreguera...'. El caso es que en las próximas semanas recalarán en Vilafranca, El Vendrell y la inauguración será el 17 de octubre en Reus.

El coste de la carpa asciende a casi un millón de euros, de los cuales 240.000 (unos 40 millones de pesetas) son aportación del Instituto Catalán de Industrias Culturales, en una fórmula que prevé la devolución con bajo interés, siempre y cuando la operación resulte un éxito. El resto, al margen de pequeñas aportaciones, proviene fundamentalmente del Circ Cric. Entre los objetivos del circo está el de ser una ventana de Payasos Sin Fronteras aparte de permitir el paso a la profesionalización de los alumnos del Ateneu Popular Nou Barris.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 01 de octubre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50