Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Muchas veces no interesa hacer horas extras por lo mal pagadas que están'

La falta de personal que sufren algunas empresas motiva que algunos servicios se dejen de cubrir, según explica un empleado de una compañía privada de seguridad que prefiere el anonimato. Las empresas los intentan convencer con el pago de horas extraordinarias, pero los trabajadores no siempre acceden a la prolongación de las jornadas. 'Hay que tener en cuenta que nos pagan menos de seis euros por hora extraordinarias que hacemos, por lo que muchas veces no te compensa pasar horas y horas delante de unos monitores viendo si la gente se lleva algo de los grandes almacenes. Al final ni ves lo que hay en la tienda', explica.

'Antes nos movían de un centro a otro, pero siempre estabas dando tumbos. Hemos llegado a trabajar hasta 300 horas al mes. Entonces ganas mucho dinero pero acabas rendido y no llegas a ver ni a tu familia. Después te planteas si todo esto merece la pena', añade este empleado, cuyo puesto de trabajo se encuentra en el centro de Madrid. 'No pueden agobiarnos mucho, porque a la mínima nos podemos ir a otras compañías', concluye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de septiembre de 2002