COMUNICACIÓN

Polémica sobre el derecho a vetar enlaces directos a noticias digitales

El uso de los enlaces a otra página en Internet puede cambiar radicalmente si prosperan algunas decisiones judiciales. Un juez danés ha sentenciado a favor de la asociación de editores de diarios daneses que se querelló contra un sitio que recopilaba enlaces a sus informaciones digitales. La demanda se basaba en que este sitio dirigía los enlaces directamente a la página que contenía la información reseñada y no a la página principal del medio digital citado. Los editores alegaron que ello perjudicaba gravemente la explotación publicitaria de su sitio.

El debate abierto en Europa por la decisión del juez de Copenhague no es nuevo en Estados Unidos. Hace apenas un mes, la radio pública norteamericana NPR publicó en su sitio una norma de uso de sus enlaces por parte de terceros en la que los prohibía salvo expreso permiso de la NPR.

La emisora pública basaba su decisión en que debía preservar su política de información desvinculada de intereses comerciales y el uso de enlaces a sus páginas por parte de terceros, según cual fuera la característica del sitio, podía crear confusión.

Las críticas a la decisión de la NPR fueron masivas. Wired.com publicó una información sobre la polémica con enlaces a NPR y un aviso en el que advertía de que había incluido los enlaces sin permiso de la emisora. Ante la avalancha de críticas, la NPR ha modificado su política y ahora en el apartado Términos de uso se limita a advertir de que puede pedir la retirada de un enlace a sus páginas desde otro sitio si su inclusión crea confusión sobre los principios informativos de la emisora o se asocia a una promoción comercial.

Un portavoz de la NPR, tras corregir su política de enlaces, admitió que la primera iniciativa no era realista y que en el 99% de los casos la inclusión de enlaces a sus páginas había sido correcta. Uno de los problemas que planteaba la negativa a cualquier enlace es que NPR carecía de dinero para organizar la persecución de los infractores.

El sector que quiere preservar el derecho de cita que supone los enlaces se apoyó en la doctrina de Tim Berners-Lee, inventor de la web, según la cual los hiperenlaces son una simple referencia a un tercero y no suponen un compromiso con los contenidos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS