Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaplana afirma que las medidas de seguridad para evitar atentados en verano 'están súper reforzadas'

El presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, afirmó ayer en Alicante que las medidas de seguridad encaminadas a evitar atentados terroristas en la Comunidad Valenciana 'están súper reforzadas' ante la llegada de las fiestas veraniegas y el incremento de la actividad turística. Minutos antes de presenciar la quinta y penúltima mascletà en la plaza de los Luceros dentro de Les Fogueres de Sant Joan, Zaplana advirtió de que este reforzamiento policial no impide la amenaza de atentatos, puesto que 'poner un coche bomba y matar es fácil', por lo que apostó por continuar extremando las labores para tratar de evitar este tipo de actos.

El presidente del Consell recordó que la desarticulación de dos comandos el pasado mayo en Francia, que tenían previsto establecerse en Valencia y Benidorm, y la detención de otro presunto miembro de ETA en Algemesí, hace unas semanas, han favorecido que la banda no haya actuado estos días, coincidienco con la cumbre de Sevilla, en la Comunidad Valenciana. Zaplana anotó que 'por dos veces' la Comunidad Valenciana ha tenido la fortuna, 'gracias a la eficaz intervención de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado', de desarticular comandos que tenían esa misión, primero a través del piso de Francia, donde había dos comandos, uno de los cuáles se ubicaría en Benidorm y otro en Valencia, y en esta última ocasión con el detenido en Algemesí, que también tenía intención de ubicarse en Valencia.

Además, Zaplana expresó su 'mayor solidaridad' hacia los malagueños y los vecinos de las ciudades de Zaragoza y Santander, que han sufrido explosiones en las últimas 48 horas, y consideró que la eficacia policial ha permitido que 'hayan sido menos coches bomba los explotados' estos días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de junio de 2002