Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pescadores de Barbate arrojan al mar 7.000 cajas de boquerones como protesta

Marineros de 21 barcos de la localidad de Barbate arrojaron ayer al mar en el muelle de la ciudad de Cádiz gran parte de las 7.000 cajas de boquerones que habían capturado en el caladero del Golfo de Cádiz al salir a la venta en la lonja gaditana al precio 'irrisorio' de un solo euro por cada caja de 11 kilos, cuando el precio normal suele estar entre los 12 y los 24 euros. El precio es consecuencia de la saturación del mercado existente por la llegada de pescado de mayor calidad procedente de otros países, como Francia, Italia y Marruecos.

La primera caja de boquerón, de 14 kilogramos de peso, salió a la venta al precio de 3,40 euros, pero la abundancia de pescado de importación provocó una inmediata bajada de los precios que impidió a los armadores barbateños vender sus capturas.

Este episodio, según pescadores y armadores, demuestra que el caladero del Golfo de Cádiz, la única alternativa que les ofreció el Gobierno central ante la pérdida del caladero de Marruecos, no es viable para mantener la flota barbateña ante la competencia que les hacen los buques marroquíes, que venden el pescado que ellos faenaban antes.

El patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Barbate, Antonio Varo, instó a las administraciones a aportar soluciones ante esta 'crítica' situación. 'Se tiene que controlar la importación de pescado porque primero nos quitan el acuerdo con Marruecos y ahora, encima, nos meten el pescado de otros países', lamentó Varo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de junio de 2002