El ex conserje del inmueble incendiado en Chamartín proclama que es 'inocente'

El antiguo portero mantiene que ha perdido 'muy buenos amigos' en el siniestro

'Soy inocente y no tuve nada que ver con el terrible incendio, en el que perdí muy buenos amigos'. Así de rotundo se mostró ayer el ex conserje del número 20 del paseo de La Habana (Chamartín), M. D. L. H., de 33 años. El antiguo portero de esta finca, casado y con un hijo, aseguró que está colaborando con los agentes del Grupo VI de Homicidios que se encargan de las investigaciones para aclarar el incendio intencionado, ocurrido el pasado 11 de abril, en el que murieron cuatro vecinos de este inmueble.

M. D. L. H. trabajó como conserje durante nueve años en la finca y nunca tuvo problemas graves con los propietarios. El ex conserje mantiene que se marchó de ese trabajo tras encontrar un empleo de agente comercial en una empresa de informática, en el que mejoraría de calidad de vida: tenía más tiempo libre para estar con su hijo, 'su auténtica pasión', y su esposa. 'No hubo ningún problema al despedirme. Me dieron la parte de mi liquidación que me correspondía y avisé, como es obligatorio, con los 15 días de adelanto que marca la ley', afirmó el antiguo portero.

El día que ocurrió el siniestro, él se encontraba en su casa, situada en Aluche, y estuvo viendo la televisión con su esposa. De las 'desagradables noticias' de que habían muerto cuatro personas se enteró al día siguiente por una llamada telefónica que le hizo su esposa mientras vestía a su hijo para llevarlo al colegio y, después, por la radio. 'Enseguida llamé al hospital La Paz para saber quién era la persona que había fallecido, pero allí no me dieron la identidad. Después llamé al Instituto Anatómico Forense para que me dijeran quién era. Lógicamente, no pude contactar con el resto de vecinos, porque los teléfonos que tenía eran los fijos de sus casas y allí ya no había nadie', añadió.

El ex conserje lamentó especialmente el fallecimiento de Jesús Álamo Rejas, de 55 años, el vecino del sexto piso que intentó salvarse bajando por la escalera en la que se inició el incendio: 'Todavía no logro entender cómo una persona tan preparada y tan culta como Jesús se arriesgó a bajar por la escalera. Todo esto me ha causado un gran dolor'.

Problemas en la finca

M. D. L. H. señaló, además, que los agentes de Homicidios le citaron a declarar el 23 de abril para que les informara de los problemas que existieron en la finca mientras él era conserje. Los investigadores se centraron en problemas entre las familias que viven en el número 20, en las relaciones comerciales de las empresas que tienen abiertas oficinas allí, posibles amenazas que sufriera algún vecino y posibles problemas que hubiera en la comunidad. 'Como en todas las comunidades, había problemas. A veces oía discusiones en una casa. Pero de ahí a que alguien provocara un incendio, hay un gran paso', añadió M. D. L. H.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El antiguo portero se siente 'acosado' y no entiende por qué se han centrado las sospechas en él durante los últimos días: 'Espero que esto se aclare cuanto antes, porque me están haciendo mucho daño con todas estas acusaciones, que son falsas, y lo único que hacen es desviar la atención de las investigaciones', concluyó.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS