Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis detenidos tras una pelea multitudinaria con la polícia

Seis personas fueron detenidas, tres agentes heridos y un coche patrulla quedó destrozado

Seis personas detenidas, tres agentes del Cuerpo Nacional de Policía heridos leves y un coche zeta destrozado es el balance final del enfrentamiento que se produjo entre la policía y 50 ciudadanos ecuatorianos a las 3.15 de ayer en la calle de Ezequiel Solana (Ciudad Lineal).

Según el relato policial y de los testigos consultados ayer, la pelea se inició tras la celebración de un bautizo en el restaurante chino El Delicioso, situado en la calle de Ezequiel Solana, 21. A la 1.30 de la madrugada, el propietario del local cerró las puertas del restaurante e invitó a los 50 comensales a abandonar el establecimiento. Pero éstos no quisieron dar la fiesta por terminada y siguieron bebiendo en plena calle. La policía sospecha que habían sacado las bebidas del local y que su 'grado etílico era, a esas horas, muy elevado'.

Entre cantos y gritos, los comensales cortaron el tráfico de esta calle de la zona residencial del distrito de Ciudad Lineal y, por razones desconocidas, se inició una pelea entre dos grupos de ecuatorianos. Se oyeron entonces los primeros insultos y los contenedores de basura rodaron por las calles, según algunos residentes del barrio.

A las 3.15, y ante el vocerío reinante, un vecino se decidió a avisar a la policía. 'Aquí no había quien durmiera', explicaba ayer a este periódico.

Tras el aviso, la comisaría de Ciudad Lineal envió un coche patrulla para intentar poner fin a la pelea, pero, nada más aparecer, y según el relato policial, las 50 personas se revolvieron contra los policías. Los tres agentes del patrulla vieron, sorprendidos, cómo numerosas piedras se estrellaban contra las lunas del zeta. Al salir del vehículo para repeler la agresión, varios hombres zarandearon a los agentes y un grupo intentó arrebatar el arma a uno de ellos.

Un vecino pide refuerzos

En mitad de la calle, y sin posibilidad de volver al coche los agentes, tuvo que ser un vecino quien avisase al 091 y le explicase la situación. Tres nuevos coches patrulla (con seis agentes) y una furgoneta (con otros seis policías antidisturbios) llegaron al lugar para ayudar a sus compañeros.

Entre todos consiguieron poner fin a la trifulca, aunque antes tuvieron que detener a seis personas y acercar a tres policías al centro médico de la calle de los Hermanos García Noblejas. Los tres presentaban lesiones leves. Además, el primer coche patrulla que llegó al lugar resultó completamente destrozado: dos ruedas reventadas, varias lunas rotas, los pilotos machacados y los paragolpes arrancados de cuajo.

En la mañana de ayer la tranquilidad había vuelto a la calle de Ezequiel Solana. No quedaban restos de la multitudinaria pelea. Los vecinos más próximos al lugar de los hechos explicaron que los comensales 'se creyeron que la calle era suya'. 'Iban bien cargados, pero bien. Habían bebido mucho alcohol, y creyeron que podían hacer lo que quisieran', afirmaban.

Los encargados del restaurante El Delicioso, donde el grupo había estado celebrando el bautizo, destacaron que en su local no pasó nada raro. 'Llamaron con días de antelación para reservar las mesas, y a la hora de cerrar se fueron a la calle. Luego escuchamos muchas voces, gritos e insultos, como si se estuvieran peleando, pero nosotros ya habíamos cerrado', contó una encargada del restaurante, quien añadió que, durante la cena, sólo se les sirvió 'comida y la bebida normal que entra en cada menú'.

A pocos metros del restaurante chino hay una cafetería dirigida por ciudadanos ecuatorianos. La mujer que atiende el local se mostró 'dolida' por lo ocurrido. 'El problema es que [los ecuatorianos] se lían a beber y no saben parar, y esto nos crea mala imagen a todos', dijo. 'Los ecuatorianos somos muy trabajadores y buena gente, pero algunos toman [beben] mucho, rompen cosas o, como anoche, se pegan. Los españoles se creen que somos todos así, y no es justo', se quejó.

Un portavoz policial informó de que los seis detenidos pasarán en breve a disposición judicial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de abril de 2002