El nuevo líder del PSE buscará la unidad con el PNV frente a ETA

Patxi López propugna la conquista pacífica de las calles y aislar a Batasuna

Patxi López logró ayer el apoyo del 57% de los delegados del PSE en el congreso de este partido en San Sebastián, frente al 37% de Carlos Totorika, con lo que se ha convertido en el nuevo secretario general de los socialistas vascos, en sustitución del dimitido Nicolás Redondo Terreros. López aseguró que su objetivo ahora es 'cambiar el estado de las cosas y dar un giro a la política vasca', y para ello trabajará con el PNV y los demás partidos con el objetivo de edificar la 'unidad democrática' contra ETA. No obstante, el nuevo líder socialista vasco también dejó claro que el giro que propugna no pasa ni por pactar con el partido de Xabier Arzalluz ni por dar estabilidad al Gobierno de Juan José Ibarretxe. La nueva etapa del PSE pasará por construir un proyecto autónomo de los nacionalistas y del PP, por encabezar una 'rebelión cívica y pacífica para conquistar las calles' y por 'aislar a Batasuna ya', dijo López, quien tratará de formar una ejecutiva de integración. El secretario de organización del PSOE, José Blanco, hizo una clara advertencia al sector perdedor contra la tentación de no integrarse en la ejecutiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 23 de marzo de 2002.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50