LA REFORMA EDUCATIVA

'El alumno que repite encontrará otra vez los mismos métodos'

La repetición de curso no sirve al alumno que repite. ¿Por qué? 'Porque, salvo excepciones, se encontrará con los mismos profesores y con los mismos métodos y encima con compañeros distintos, lo que le dañará su autoestima y le convertirá, por su edad, en el gallito de la clase. Estamos cansados de verlo', explica Mario Marín Bris, doctor en Ciencias de la Educación en la Universidad de Alcalá de Henares y profesor de cursos internacionales de posgrado sobre planificación y gestión educativa. A su juicio, la repetición sólo consigue homogeneizar en edad y capacidades académicas a la clase que se queda sin estos alumnos que repiten, 'pero eso sólo durará un año y, por contra, se desequilibra aquel grupo en el que entran los repetidores'.

Más información

'Sacar a los alumnos de un grupo porque van más atrasados no es pedagógica ni éticamente defendible y de nada servirá si no va acompañado de medidas de apoyo', dice Martín. Y defiende la organización escolar por ciclos de dos años 'porque es la forma de respetar los ritmos de los alumnos, que son diferentes, como los de cualquier persona'.

'Los ciclos atienden mejor la diversidad y eso es exigible en la educación obligatoria. También favorece que losprofesores se tomen más tiempo para conocer a sus alumnos y adaptar los conocimientos que deben adquirir'.

Un sistema sin aplicar

¿Dónde está entonces el problema si eso es lo que indica la LOGSE? 'Pues en que no se ha aplicado. En las aulas se ha seguido trabajando en cursos cerrados. El sistema de ciclos no está agotado, así que no hay por qué reformarlo'. Martín explica que en muchos otros países en los que se puso en marcha este sistema no se considera fracasado. 'Los profesores conocemos por nombres y apellidos muchos alumnos que se salvaron gracias a este sistema. En España está demostrado que los alumnos de la LOGSE sacan mejores notas en la selectividad, ¿queremos más pruebas?'.

Martín entiende que volviendo a las repeticiones de curso se pone la mirada en métodos muy anteriores a la LOGSE sin que ésta se haya aplicado. 'Dudo mucho, además, que eso favorezca a los profesores. Algunos tendrán un año más tranquilo, pero el problema sólo se habrá desplazado al curso siguiente', asegura.

A su juicio, 'la promoción automática no ayuda a los alumnos que más apoyo necesitan y ese principio pedagógico y ético debería estar en primer plano'. 'El reto está en recuperar a esos alumnos y no en excluirlos y dar por zanjado el trabajo pedagógico', dice. Cree que no se podrá hablar de calidad educativa si no es desde la ética y el compromiso social y pedagógico, pero tampoco deja de lado los recursos económicos. '¿Cómo se puede hablar de calidad sin hablar de recursos que mejoren el trabajo de alumnos y profesores? Eso es una frivolidad'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 17 de marzo de 2002.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50