Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Liga de Campeones | FÚTBOL

Roma-Barça: sin margen para el error

Los azulgrana afrontan una cita clave con muchas dudas y pendientes de la lesión de Rivaldo

En dos partidos caseros, saldados con empates presentados como victorias, el Barcelona ha dilapidado el botín alcanzado en Anfield, de manera que su margen de maniobra en el choque de hoy (20.45, TVE-1) en Roma es muy escaso pese a su condición de líder por ser el único equipo del grupo que ha ganado un encuentro. No queda ya margen de error para los azulgrana. La contienda les va ratificar en el primer puesto o a exponerlos a ser terceros. Y menos margen aún tienen los italianos, sabedores de que pueden revertir su precaria situación con un triunfo. El enfrentamiento se las trae y el Barcelona no parece llegar a él de la mejor manera.

Pese a que los números de la Liga son muy diferentes a los de la Copa de Europa, en la que sólo ha perdido en Leverkusen, la confusión barcelonista es la misma. Para hoy no se sabe si Rivaldo estará recuperado de su lesión, ni si se alinearán cuatro defensas o tres y dos carrileros, ni quién será el futbolista que sume once, un medio o un delantero, por no hablar ya de si el técnico, Carles Rexach, pondrá un marcaje individual a Totti. Del global de sus actuaciones se desprende que el Barça no sabe defenderse. No tiene contundencia ni trabaja los conceptos tácticos del juego cuando no dispone de la pelota en la misma medida que cuenta con un plantel de delanteros exquisitos.

El partido del Camp Nou, la semana pasada, debería servirle de escarmiento a Rexach, quien ayer hizo propósito de enmienda refiriéndose a la última derrota liguera. 'Si en Valencia perdimos por 2-0', reflexionó, 'en Roma no voy a hacer lo mismo que allí. Sería hacer el tonto'. Y apostilló: 'El miedo está repartido a medias'.

La elongación en el bíceps femoral de su pierna derecha convierte a Rivaldo en dudoso para el partido, aunque hay datos que refuerzan la tesis de que no ha viajado tan sólo para intimidar al contrario, sino que finalmente jugará. La pierna lesionada es la de apoyo y, según reveló Rexach, el brasileño ya quiso jugar en Mestalla. La posibilidad de lesionarse seriamente, de perderse lo que queda de temporada y arriesgar su participación en la Copa del Mundo, le hicieron cambiar de opinión y entre el entrenador, el médico y él mismo descartaron al cabo su participación. Los doctores estiman ahora que el riesgo de que Rivaldo se rompa ha pasado del 80% a tan sólo un 25%. El delantero se entrenó ayer y ensayó los disparos a puerta.

Por lo que se vio en la ida, al Roma no se le puede atacar con el tridente, sino por las bandas. Asimismo, es menester tener un futbolista que maneje la cadencia del pase antes que un correcaminos dispuesto al cuerpo a cuerpo. A Charly, además de la salud de Rivaldo, le preocupa el central, Christanval, que acusa la fatiga, y la portería, aunque ayer dijo que mantendrá su confianza en Reina.

El Roma no tiene tan buenos jugadores como el Barça, pero Fabio Capello ha montado un equipo muy consistente, inaccesible en su feudo, en el que permanece invicto en la Liga y sólo ha concedido una derrota europea, frente al Madrid. 'Uno puede ser un gran estratega, un amante de la táctica', advirtió el entrenador italiano, 'pero el encuentro mejor preparado puede arruinarse por una acción de Rivaldo o Kluivert'. Más que a competir y contrastar, el Roma parece dispuesto a que el lance se decida por la vía de los errores. Así que estará al tanto de cualquier gazapo del Barça para sumar su 23º partido sin perder.

Roma: Antonioli; Zebina, Samuel, Panucci; Cafú, Emerson, Tomassi, Lima, Candela; Totti y Batistuta.

Barcelona: Reina; Christanval, Frank de Boer, Puyol; Gabri, Xavi, Cocu, Luis Enrique, Sergi; Kluivert y Rivaldo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de febrero de 2002