Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

COLIN POWELL Y EL PRESERVATIVO

Algunos conservadores republicanos y la derecha religiosa estadounidense han lanzado su anatema sobre el secretario de Estado, Colin Powell, porque éste ha animado a los jóvenes a utilizar el preservativo para protegerse de las enfermedades. El jefe de la diplomacia americana había apelado a 'olvidar las ideas conservadoras' sobre las relaciones sexuales durante una emisión de televisión interactiva de la cadena internacional MTV con jóvenes que llamaban desde siete países. 'El sexo sin protección puede incluso poner en peligro la vida de los jóvenes y, por tanto, es necesario que toméis precauciones', había añadido. En ningún momento se refirió a la abstinencia, recomendada por los medios conservadores, y afirmó que respetaba la opinión de la Iglesia, pero no estaba de acuerdo con ella. Ahora algunos piden incluso su dimisión. Entre ellos, dos ex candidatos republicanos a la presidencia, Alan Keyes y Gary Bauer, y varias organizaciones de defensa de la familia. Bauer ha declarado al diario The Washington Post que Powell 'debería seguir la línea de la Administración de Bush, a la que sirve'. La presidencia se ha apresurado a acudir en socorro de Powell, y su portavoz Ari Fleischer ha declarado que 'la Casa Blanca y el secretario de Estado comparten el mismo enfoque. Ha recordado que el presupuesto presentado por la Casa Blanca prevé 'la financiación tanto de los programas que preconizan la abstinencia sexual como la educación sexual con la distribución de preservativos'. La Administración de Bush no se ha opuesto jamás al preservativo, pero aboga por la abstinencia para prevenir las enfermedades sexuales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de febrero de 2002