Crónica:La jornada de Liga | FÚTBOLCrónica
i

El Tenerife paga ante el Celta su miedo a ganar

Cuando la clasificación es mala, parece que afloran los nervios y los jugadores se atenazan sin saber muy bien cómo afrontar determinadas fases del encuentro. Ayer ocurrió algo parecido en Tenerife, donde el conjunto canario, que se mueve desde hace meses en la parte baja de la tabla, realizó una buena primera parte, se adelantó en el marcador y a punto estuvo de aumentar la ventaja. Sin embargo, en el segundo periodo, el equipo de Pepe Mel entró en una fase de desconcierto, como si tuviera miedo a ganar: entregó al Celta mucho terreno de juego, perdió el balón, y esperó casi de forma irremediable el empate.

El Tenerife mantuvo a raya a su rival mediante la presión y el juego atrevido, que le proporcionó llegadas peligrosas en el comienzo. Fruto de esa labor llegó el gol y hasta dos balones sacó el Celta debajo de los palos, especialmente al filo del descanso en una magnífica jugada individual de Fuertes.

TENERIFE 1| CELTA 1

Tenerife: Sergio; Manel, David Charcos, Lussenhoff, Basavilbaso; Bassedas (Hugo Morales, m. 66), Bino, Martí, Iván Ania (Xisco, m. 80); Marioni (Javi Venta, m. 52) y Fuertes. Celta: Cavallero; Coira, Sergio, Berizzo, Juanfran (Silvinho, m. 46); Karpin, (Jesuli, m. 87) Luccin, Giovanella (Gustavo López, m. 46), Mostovoi, Edú; Catanha. Goles: 1-0. M. 27. Bino recoge un rechace de Cavallero y le bate desde el área chica. 1-1. M. 71. Malentendimiento de los dos centrales del Tenerife que aprovecha Catanha para fusilar a Sergio. Árbitro: Ramírez. Expulsó a Javi Venta (m. 52), por doble tarjeta amarilla, y amonestó a Lussenhoff, Berizzo, Karpin, Mostovoi y Coira. Estadio Heliodoro Rodríguez López, unos 13.000 espectadores. Al final del partido se produjeron incidentes en la grada de tribuna entre la afición del Tenerife y algunos seguidores del Celta.

Más información

La segunda parte empezó con otra oportunidad fallada por Fuertes, uno de los futbolistas más destacados del partido, pero el panorama general ya era otro. La entrada de Gustavo López y Silvinho por la izquierda, y una mejor actitud, colocó al Celta en una situación de dominador. El balón era gallego y, aunque las llegadas claras no eran muy numerosas, se intuía que el empate estaba cerca. El portero del Tenerife Sergio lo evitó a remate de Catanha con una parada espectacular.

Sin Marioni en el campo por una fractura del tabique nasal, el Tenerife se empleó más en labores de contención. En una acción desafortunada de los dos centrales blanquiazules apareció Catanha y dejó las tablas y la desesperación en el Rodríguez López.

En los últimos minutos, el Celta pareció conformarse con el empate y el Tenerife, en inferioridad numérica por la expulsión de Venta, se vio incapaz de hacerse con el balón. Al final, reparto de puntos que deja al conjunto canario en puestos de descenso y mantiene al Celta en la parte alta de la clasificación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 20 de enero de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50